Miembros de Univen dicen que prohibición de viajar ayuda a Venezuela más de lo que duele

(Foto AP)

Representantes de una organización estudiantil venezolana de la Universidad de Miami aseguran que el presidente Donald Trump está haciendo lo correcto al incluir a su país en su controvertida lista de prohibición de viaje.

Traducción libre de LaPatilla.com

En vigencia desde diciembre, la prohibición impide que nacionales de siete países reciban visas para ingresar a los Estados Unidos. Los países son Libia, Irán, Somalia, Siria, Yemen, Corea del Norte y Venezuela.

Después de que Trump creó la política, muchos proponentes de inmigración criticaron al presidente, diciendo que la prohibición se dirige injustamente a naciones mayoritariamente de mayoría musulmana. Las protestas se han librado dentro y fuera de los tribunales de la nación.

Pero no es probable que los venezolanos que viven en Estados Unidos estén entre los manifestantes, dicen dos representantes de UNIVEN, la organización estudiantil venezolana de la UM.

“Al principio me sorprendió que el nombre de nuestro país estuviera en la lista”, dijo Daniela Orlando, copresidenta de la organización estudiantil venezolana de UM, UNIVEN. “¿Que esta pasando? ¿De qué se trata esto?”, agregó.

Primero, no se trataba de restringir la entrada de estudiantes, ella aprendió. La orden, que fue confirmada por la Corte Suprema en junio, otorga excepciones para las visas de estudiantes, por lo que los 104 estudiantes venezolanos de la UM y ocho estudiantes de otros países prohibidos deberían poder continuar sus estudios en la UM, dicen funcionarios universitarios.

Orlando, un estudiante de segundo año de biomédica y cine, aprendió que las restricciones de viaje en el caso de Venezuela se aplican solo a personas que son parte del gobierno o régimen venezolano, pero no a los ciudadanos del país en general.

Mantener a los funcionarios del gobierno venezolano y sus familiares fuera de los Estados Unidos es algo bueno, dijo Orlando, porque es el gobierno venezolano el responsable de la corrupción y la pobreza desenfrenada del país.

“Es lo mejor que podría pasar”, dijo Orlando sobre la inclusión de Venezuela en la prohibición de viajar. “Si son parte del gobierno, lo siento, no pueden entrar. Vienen aquí y gastan dinero, dinero que nos están robando allí”.

Si bien la administración Trump ha expresado abiertamente su oposición al gobierno de Venezuela, el lenguaje de la prohibición solo lesiona a los funcionarios venezolanos por no compartir adecuadamente “la seguridad pública y la información relacionada con el terrorismo” con los Estados Unidos. De acuerdo con la orden de Trump, esos funcionarios no han cooperado con el Departamento de Seguridad Nacional para identificar a los solicitantes de visa de Venezuela que podrían ser riesgos de seguridad.

Gelys Chacin, asesor de UNIVEN, dijo que el impacto de la prohibición, sin embargo, mantiene a raya a las personas responsables del declive del país.

“Gracias a Dios, este gobierno nos ha abierto sus brazos”, dijo Chacin sobre la administración Trump. “Es triste ver toda la corrupción y la gente pasando hambre, muriendo por falta de nutrición y medicamentos. Me rompe el corazón “, dijo Chacin, que trabaja como analista en la Oficina del Registrador de la Universidad en la UM.

Venezuela, cuya economía alguna vez fue impulsada por su vasta riqueza de recursos naturales, es acusada por los opositores al gobierno de la corrupción y la mala administración. Ha habido repetidas protestas del presidente Nicolás Maduro, que ha estado en el poder desde 2013. El país vio su tipo de cambio caer en picado, lo que resulta en la escasez de alimentos. Miles de ciudadanos se han ido, huyendo a países vecinos y Estados Unidos.

Los estudiantes venezolanos de la UM han dicho en sus viajes a casa que han visto a personas esperando en líneas “enormes” fuera de los supermercados con la esperanza de que las tiendas tengan productos básicos como arroz, papel higiénico, harina y pasta de dientes. La situación ha llegado a un punto en el que las personas llegarán a buscar basura a través de la basura, dijeron los estudiantes.

La reelección de Maduro en mayo ha sido calificada como una farsa por sus muchos críticos, las protestas continúan y el Fondo Monetario Internacional recientemente pronosticó que la inflación alcanzará el 13,000 por ciento este año.

“Son una clase corrupta de políticos a los que no les importa el país o las personas que tal vez una vez votaron por su partido y los pusieron en el poder”, dijo Chacin, quien detalló su preocupación en un correo electrónico. “Solo se preocupan por ellos y sus cuentas bancarias. No merecen poder disfrutar o gastar en los Estados Unidos, o en cualquier otro país del mundo, el dinero que roban a los venezolanos “.

Para ayudar a las personas que sufren en Venezuela, UNIVEN instaló cajas de recolección el año pasado en el edificio de Administración Ashe y en el Centro Universitario. Se solicitó a la comunidad universitaria que donara suministros médicos, como vendas, colirios e ibuprofeno, y dinero. Para asegurar que las donaciones lleguen a las personas que lo necesitan, UNIVEN ha identificado tres organizaciones no gubernamentales de buena reputación que ayudan, dijo Chacin.

El esfuerzo continuará de nuevo en el otoño. “Quiero invitar a toda la comunidad de Cane a unirse a nosotros y ayudarnos, no como venezolanos o latinos, sino como comunidad”, dijo Orlando.