Trump asegura mantener muy buenas relaciones con Merkel

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reúne con la canciller alemana, Angela Merkel, durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, Bélgica el 11 de julio de 2018. REUTERS / Kevin Lamarque

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este miércoles que mantiene “muy buenas relaciones” con la canciller alemana, Angela Merkel, durante una reunión entre ambos líderes al margen de la cumbre de la OTAN y tras sus críticas a la líder de la primera economía europea.

AFP

“Tenemos una muy buena relación”, dijo a la prensa Trump sobre la reunión en la que discutieron sobre “gasto militar” y “comercio”, dos de sus principales ángulos de ataque a Alemania: su gasto militar nacional del 1,24% del PIB en 2018, a su juicio insuficiente, y su excedente comercial.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reúne con la canciller alemana, Angela Merkel, durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, Bélgica el 11 de julio de 2018. REUTERS / Kevin Lamarque

 

Por su parte, Merkel se dijo satisfecha por “intercambio de puntos de vista” con el mandatario estadounidense, en temas como “migración” y el “futuro de relaciones comerciales”. “Somos buenos socios y deseamos seguir cooperando en el futuro”, agregó.

El ambiente de la reunión entre ambos no fue especialmente tenso, pese a que a su llegada para dos días de cumbre de la OTAN en Bruselas, el presidente estadounidense cargó duramente contra Alemania, a la que consideró una “prisionera” de Rusia por su dependencia del gas ruso.

“Ellos pagan miles de millones de dólares a Rusia [por su gas] y tenemos que defenderlos contra Rusia”, dijo en la mañana el presidente estadounidense, quien así vincula al terreno de la seguridad su prioridad de vender su gas natural a los europeos.

El mandatario estadounidense confirmó que abordó con su par alemana la cuestión de gasoducto Nord Stream 2, que busca ampliar la distribución de gas desde Rusia hasta Alemania y que en el pasado ya criticó.

Alemania también es el blanco de la ofensiva comercial abierta por Washington con la imposición de aranceles al acero y aluminio europeos, y la amenaza de aumentar los derechos de aduanas a los vehículos de la UE.

“Creo que nuestro comercio aumentará y muchas otras cosas aumentarán, pero ya veremos qué pasa”, agregó el inquilino de la Casa Blanca antes de que los periodistas abandonaran la sala.