Runrunes de este jueves 12 de julio de 2018

 

ALTO
¿DESAPARECE LA ILEGÍTIMA?
Está planteado. La Asamblea Constituyente no da para más. El parapeto que montó el gobierno para acabar con la legitimidad de la Asamblea Nacional (dominada democráticamente en las elecciones de diciembre de 2015 por la mayoría opositora y luego declarada en “desacato” por el írrito TSJ) se acercaría a su fin. Habiéndole dado su presidencia como un premio a Diosdado Cabello -quien el día de su toma de posesión nos dijo que a lo mejor podría durar hasta dos años mas discutiendo una nueva constitución- la verdad es que no han discutido absolutamente nada de lo que dijeron era su motivo para montar ese parlamento paralelo. Además, el mundo entero no la reconoce y eso les hace falta para que les aprueben créditos, bonos, empréstitos y todo lo que tiene ver con las finanzas públicas. Otros afirman que hay dos proyectos de Constitución enfrentados a cuál uno más cubano que el otro y no se atreverían a plantear una discusión pública sobre el tema. Los galimatías en sus reuniones, la confusión entre los que solo levantan la mano siguiendo las órdenes de la directiva, el desconocimiento del papel que juegan por parte de la mayoría de los “constituyentistas” y los cuestionamientos a muchos de los “nuevo ricos” que integran esa asamblea rojita de pura cepa, aunque algunos han salido respondones o han hecho mutis por el foro al ver la inutilidad de la misma. De allí salieron voces pidiendo el cese del control cambiario. Ni una respuesta por parte de Cabello o Maduro. Hasta Isaías (“Ojitos”) Rodríguez, sacado de su directiva, acaba de manifestar esta perlita: “¿Por qué debe haber un pensamiento único? ¿O una realidad única? ¿Cuál es el interés en imponer una verdad oficial a una democracia participativa y protagónica? ¿Cuáles son esos intereses que se quieren tutelar? ¿Por qué insultar y descalificar al otro? ¿Es pasión o incondicionalismo desmedido? ¿Es fanatismo inútil contra una discusión inexplicablemente postergada? ¿Miedo al debate peligrosamente cercenado?”. Hasta el “impoluto” Rafael Ramírez ataca al “impoluto” Alí Rodríguez por la entrega de la faja Petrolífera del Orinoco y el Arco Minero. ¿Quieren más?

¿EL PAIS ENTERO CONTRA LOS ROJOS?:
Pues si. Ante el temor de que el país se una para votar NO a la consulta que hagan los rojos para necesariamente aprobar, o no, lo que se le ocurra a la Constituyente, por eso estarían dispuestos a dejarla morir en silencio. Su fin fue logrado. Acabaron con las protestas y dejaron de lado los centenares de muertos y heridos del 2017. Por ello no se atreverán a esa peligrosa interrogante y buscarán distraernos con otra cosa para que no nos demos cuenta del fiasco constituyente.

 

EL “UPPERCUT” DEL PAPA:
Fue directamente a Maduro. Debido al Concordato entre el gobierno de Venezuela y el Vaticano es potestad del régimen aprobar o vetar los candidatos a arzobispos en una discusión entre las dos partes. Con la renuncia, por su edad, de Jorge Cardenal Urosa al Arzobispado de Caracas, el Papa se encontró con la posibilidad de que el gobierno rechazara al Cardenal Baltazar Porras como su sustituto. La inteligencia de la Santa Sede estuvo en designar al Cardenal Porras como “Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas en espera de que se nombre un nuevo titular de la diócesis capitalina”.

Porras, duro crítico del régimen como toda la CEV, jamás habría sido aceptado por los neo-comunistas de Maduro. Los merideños rojos enchufados -que tan asquerosamente le molestaron en su ejercicio pastoral en Mérida- deben estar revolcándose en su propio estiércol…

“QUEREMOS TUMBAR EL HAMBRE”:
Riguei Ramírez, del Hospital Domingo Luciani se las cantó claro a Nicolás y MinSalud: “La cantidad de enfermeras que se han ido del país o que se dedican a ser manicuristas, peluqueras y hasta vendedoras de café y cigarro porque obtienen más ingresos es impresionante. Las enfermeras no queremos tumbar al gobierno, queremos tumbar al hambre que nos está matando a todos por igual. Ni siquiera es necesario irse a paro porque los hospitales de por sí están en paro y desde hace mucho tiempo. Aunque no tenga comida y me cueste mucho venir a trabajar, mi compromiso es con los pacientes porque ellos no tienen la culpa de la situación. Seguiremos protestando y exigiendo nuestros derechos de manera pacífica hasta que nuestras voces sean escuchadas. El paro es indefinido y continuaremos levantando la voz sin descuidar a los pacientes” …

 

Más Runrunes…