Denuncian que el Gobierno de Trump sigue separando a familias en la frontera

Foto: EFE/Esteban Biba

 

El bufete de abogados sin ánimo de lucro Texas Civil Rights Project (TCRP) denunció este viernes que un hombre guatemalteco fue separado de su hija de dos años tras cruzar la frontera, violando así la reciente orden del presidente de EE.UU., Donald Trump.

EFE

TCRP, que ofrece asesoría legal a los inmigrantes indocumentados, explicó que a uno de sus clientes, identificado como Mario Pérez Domingo, lo separaron el pasado 9 de julio de su hija pese a disponer de la documentación en regla.

La organización certificó que la documentación aportada por Pérez Domingo era auténtica a través del consulado de Guatemala en McAllen (Texas). Tras comprobar su versión, TCRP presentó una queja formal a las autoridades estadounidenses por incumplir el mandato de no separar familias ordenado por Trump el pasado 26 de junio.

“Estamos muy preocupados de que este padre no sea el único separado de su niño después de la orden, en particular en el caso de las personas indígenas que tienen un dominio limitado del idioma”, explicó el abogado de TCRP Efrén Olivares.

Cerca de 3.000 menores fueron separados de sus padres entre abril y junio a raíz de la política de “tolerancia cero” adoptada por la Casa Blanca contra los inmigrantes que cruzaban irregularmente la frontera con México, lo que llevaba al encarcelamiento de los adultos y la consiguiente separación de sus hijos.

Olivares criticó las medidas de “tolerancia cero” en la frontera impuestas por Trump y aseguró que “esta pesadilla” solo terminará cuando acaben las redadas, la imputación de delitos penales a los inmigrantes indocumentados y, por su puesto, la separación familiar.

Sin embargo, las detenciones masivas en la línea con México no decaen y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) anunció hoy del hallazgo de una casa escondite con 117 migrantes procedentes de México (93), Guatemala (12), Honduras (6), Brasil (3), El Salvador (2) y Perú (1) .

El comunicado oficial reveló que durante el operativo tuvo lugar la detención de 18 ciudadanos estadounidenses, acusados de tráfico de personas y drogas.

En el domicilio, situado en El Paso (Texas), los agentes incautaron 453 kilos de marihuana, nueve vehículos, tres contenedores de camión y dinero por valor de 20.000 dólares.