Allez Les Bleus! Francia consigue su segunda Copa del Mundo

Fútbol Fútbol – Copa Mundial – Final – Francia v Croacia – Estadio Luzhniki, Moscú, Rusia – 15 de julio de 2018 Hugo Lloris de Francia levanta el trofeo mientras celebran después de ganar la Copa del Mundo REUTERS / Kai Pfaffenbach

 

En desenlaces anteriores no se había vivido un choque tan emocionante como el que se llevó a cabo en el Estadio Luzhniki de la ciudad moscovita, Francia y Croacia cerraron la persiana de Rusia 2018, y regalaron un espectáculo digno de escribir en los libros de historia del deporte rey.

Pero uno solo podía levantar la copa, y después de brindar un gran fútbol sobre el césped, se proclamó campeona a la oncena Bleu, quienes demostraron su contundente pegada propinando 4-2 a una selección cuadriculada que murió con las botas puestas, y que, sobre todas las circunstancias, conmovió a los fanáticos del balompié a lo largo del certamen con su lucha y superación.

Lucho Suárez | LaPatilla.com

En los papeles, el conjunto galo tenía todos los argumentos a su favor, pero los cuadriculados comenzaron liderando la conducción de la redonda con bastante fluidez, llegando a inquietar la zaga francesa por momentos, pero los Bleus contaron con más contundencia en cuanto a pegada, y un poco de suerte, que también juega en este deporte.

Transitaba el minuto 18, cuando Antoine Griezmann envió la esférica al corazón del área mediante una jugada a balón parado desde la parcela derecha de la cancha.

Su intención fue buscar la frente de algún compañero, pero la pecosa encontró la testa de Mario Mandzukic, quien en un intento de despeje, empujó la redonda al fondo de su propia meta.

A pesar de estar abajo en la pizarra, la insistencia dio sus frutos

La tribuna cuadriculada vibró diez minutos más tarde: La figura croata, Luka Modric, dibujó un centro al fondo del área francesa para Iván Rakitic, éste metió la bocha al área chica, Mandzukic peinó la pelota hacia atrás y ésta encontró la zurda de Iván Perisic para que éste la desinflara en las redes galas con un soberbio zapatazo.

Si se creía que el VAR no iba a aparecer en la final, estaban equivocados

Cerca de la mitad de la etapa inicial, un tiro de esquina daría protagonismo al video arbitraje. Iván Perisic, autor del primer tanto rojiblanco, desvió un centro francés con su brazo izquierdo, pero la jugada sería tan rápida que el principal Néstor Pitana decidió recurrir a la tecnología para solventar sus dudas.

Tras revisar la acción, el argentino sentenció pena máxima para los pupilos de Didier Deschamps, y posteriormente, Antoine Griezmann convirtió el 2-1 con un remate raso a la derecha de Danijel Subasic.

Todo parecía cuesta arriba para los dirigidos por balcánicos, en un principio, Francia dominó la número cinco con grandes asociaciones, y esa superioridad se plasmó en el marcador en el 58′.

Paul Pogba, quien había dado un gran despliegue futbolístico, tuvo la oportunidad de escribir su nombre en la historia de las finales y no faltó a la cita.

El mediocentro del Manchester United, intentó rematar desde la media luna con su diestra, pero su disparo fue desviado por la zaga cuadriculada, y por fortuna, la redonda cayó de nuevo en sus pies, momento en el cual el jugador enganchó a su zurda y lanzó un zapatazo al palo derecho del portero para colocar el 3-1.

La joya del balompié, Kylian Mbappé, estampó su nombre en los libros de los mundiales de una forma impresionante con solo 19 años.

Seis minutos después del 3-1, “Donatello” hizo muestra de sus potentes dotes en ofensiva, y desde unos 25 metros propinó un zambobazo a ras de césped que coló donde las arañas tejen sus nidos.

¿Una final de Mundial sin drama? Qué va…

Lo más importante de este partido, fue valorar a un combinado croata que se negó a morir a pesar de estar tan abajo en el score.

Mario Mandzukic marcó un autogol, peleó por el partido y también anotó en una final, pero con ayuda del portero Hugo Lloris.

El portero del Tottenham Hotspur recibió un pase desde su defensa, y después de intentar salir limpiamente, éste pifió su traslado y el ariete cuadriculado de la Juventus empujó la caprichosa a las redes azules.

La noche en Moscú fue tensa hasta que el árbitro argentino pitó el final, los de Modric, Rakitic y compañía se negaron a bajar los brazos como en todo el certamen y dieron batalla para encontrar una vía para descontar, pero Francia le colocó el candado a su victoria y se hicieron con su segunda Copa del Mundo desde aquella en 1998 desde París.

Noticia en desarrollo…

Lee también:

¡Por el orgullo! Bélgica superó a Inglaterra y se quedó con el bronce del Mundial

Si no viste el resumen del partido anterior, disfruta de nuestro video análisis: