Venezuela, arruinada, sigue enviando petróleo subsidiado a Cuba ¿Por qué?

El ex presidente cubano Raúl Castro (C) hace gestos mientras el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (izq.) Y el presidente boliviano, Evo Morales, aplauden durante el Foro de Sao Paulo, en La Habana, Cuba, el 17 de julio de 2018 /REUTERS / Stringer

 

La producción petrolera venezolana está cayendo en picada. El gobierno no tiene dinero para comprar alimentos, medicinas o bienes de consumo. Tampoco para pagar sus deudas. En el único mercado oficial de divisas, el Dicom, sólo se han transado 20 millones de dólares en el primer semestre de 2018. En el año 2002, en Venezuela se transaban 80 millones de dólares ¡diarios!

Por DMB/lapatilla.com

El Fondo Monetario Internacional alertó este lunes el “dramático colapso” de la actividad económica en Venezuela, y remarcó que la producción petrolera nacional se ha reducido “de manera aguda”. La hiperinflación  del país va rumbo a marcar un récord para país alguno en latinoamérica

Ayer, el economista Ricardo Hausmann, director del Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, afirmó vía vídeo conferencia en el Congreso 2018 de Conindustria, que “el PIB ha caído 50% y eso es porque las importaciones han bajado más del 80% y las importaciones privadas han caído mas del 90%.”

Hausmann cree que el colapso se debe a la falta de disponibilidad de divisas para el sector privado, lo que llevó al colapso de IVA sobre la producción y las importaciones, de aranceles, al colapso del Impuesto Sobre la Renta en las empresas y a las personas naturales.

A Cuba, ni con el pétalo de una rosa

Ante el colapso hay un tema que resalta: el régimen socialista de Nicolás Maduro no sacrifica bajo ninguna circunstancia los subsidios petroleros a Cuba.

En la primera semana de julio, el régimen de Maduro envió de 500.000 barriles de petróleo a Cuba, que opera con Venezuela bajo un oscuro Convenio de Cooperación.

Venezuela, bajo el convenio de cooperación ha enviado por años petróleo subsidiado a Cuba, llegando en algunos años a promediar 95.000 bpd, parte de la cual la dictadura cubana revendía, con ganancias, en los mercados internacionales.

Expertos calculan la cifra actual en 55.000 bpd,  equivalentes a 1.200 millones de dólares en el último año.

Pero Maduro ha dejado en claro que prefiere mantener los supermercados vacíos en lugar de suspender los envíos a Cuba, dijo Antonio De La Cruz, director ejecutivo de la consultora con sede en Washington, Inter American Trends.

Pero… ¿por qué?

“Porque Cuba hoy es el verdadero pilar de su poder”, dijo De La Cruz, citado por The Miami Herald, “Sin el apoyo cubano, Maduro se habría ido hace mucho tiempo. La Habana hoy le está suministrando los instrumentos de represión y el aparato de inteligencia que le permite mantenerse en el poder a pesar de la tormenta que enfrenta”.

El difunto presidente Hugo Chávez inició el programa de cooperación con Cuba, en el que Caracas utilizó el petróleo para pagar los servicios de las decenas de miles de personal médico cubano asignado para trabajar en Venezuela.

Pero el programa, que en un momento le costó a Venezuela más de $ 5 mil millones por año, también pagó la asistencia cubana con inteligencia y asuntos de seguridad nacional, según documentos del Departamento de Estado de EE. UU. y de Stratfor, una agencia de inteligencia privada, publicados por WikiLeaks.

“La capacidad de la inteligencia venezolana recibió un fuerte impulso después de que Chávez se aliara con Cuba”, escribió un analista de Stratfor en un correo electrónico privado. “Esa es la razón por la cual Chávez está en deuda con (Cuba) … Su régimen puede detectar cada complot de antemano y vigilar a la oposición debido a la gran cantidad de cubanos involucrados en la recolección de inteligencia” reseña  The Miami Herald.

“Lo que debemos resaltar es que SEBIN (el servicio de inteligencia venezolano) nunca habría sido tan efectivo si no fuera por los cubanos. Si Cuba, en algún momento decide retirar su cooperación, Chávez tendría que desarrollar rápidamente una capacidad de inteligencia, porque de lo contrario estaría en problemas “, agregó el analista.

Maduro, quien apoyó a Chávez y que tiene lazos más estrechos con La Habana, se ha visto obligado a reducir los suministros de crudo a Cuba a medida que se desplomaban las finanzas y la producción petrolera de Venezuela.

Sin embargo, mantener el nivel de suministros a Cuba ha supuesto un gran sacrificio para Venezuela en los últimos meses, cuando la producción disminuyó de 2 millones de barriles diarios a 1,3 millones en junio.

La producción podría bajar aún más, dijo Horacio Medina, ex gerente de la petrolera estatal PDVSA. “Todos los analistas coinciden en que para fin de año, y esto parece ser irreversible, la producción total de Venezuela no será más de 1 millón de barriles por día”, dijo.

“En este momento, (PDVSA) no sabe cómo aumentar la producción y no tiene los medios para hacerlo”, agregó Medina

“La producción de crudo en Venezuela ha estado cayendo a prácticamente 10 por ciento cada tres meses desde mediados de 2017. La posibilidad de que el país pueda perder otros 500,000 barriles en producción para fin de año no es descabellada”, dijo Adrian Lara, analista de petróleo y gas de la empresa GlobalData, advertido en un informe reciente.

A pesar de la protestas públicas de las personas que necesitan deseperadamente mejores salarios, medicinas y comida que Maduro obvia, la realidad es que Cuba es uno de los últimos aliados que le quedan a su régimen en el mundo.

La triste verdad es que Maduro pone y probablemente continuará poniendo su sobrevivencia política por encima de las personas, y el petróleo subsidiado seguirá fluyendo de los bolsillos de los venezolanos a los puertos de la dictadura en La Habana. Allá confían en el muchacho de la gasolinera: siempre están listos y esperando sonriendo que les llene el tanque. (DMB/lapatilla.com)