Félix Francisco Bertomolde: La mafia judicial de Maracay

La corrupción en la administración de justicia, a estas alturas no debe alarmar a nadie, por lo cotidiano se ha vuelto algo habitual para los profesionales del derecho y también para el común de los mortales, que cuando oían hablar de un Juez o Fiscal corrupto era algo así como fin de mundo, de ahí el éxito del libro CUÁNTO VALE UN JUEZ, escrito por William Ojeda, y a eso parece reducirse todo ahora hablando de justicia, todo se ha monetizado, todo tiene un costo y con la pérdida de valor de la moneda nacional, todo se cobra en dólares.

Conversando sobre esos temas con dos grandes amigos, ella de amplia y limpia trayectoria en el Ministerio Púbico, él, ex funcionario de ese organismo, con los que me encontré en unos de los cafetines de mala muerte que están al frente del Palacio de Justicia de Caracas, caímos en el tema de la destitución de jueces en el Estado Aragua por corruptos, como lo dicen en las redes sociales, advirtiendo el caballero que nos acompañaba:

– Amigo allí los más corruptos de toooodos son la Presidenta del Circuito Cinthia Mesa y su esposo, son quienes tienen la mafia judicial. Ella fue Secretaria aquí en el Circuito de Caracas, Presidenta del Circuito y Jueza Rectora en Apure y luego se la llevaron para Aragua porque es amiga íntima del Magistrado Juan Luis Ibarra.

Sin inmutarse, al vernos sorprendidos por su revelación, prosiguió:

– Su esposo Neomar Narváez, fue Juez 25 de Control de Caracas y lo destituyeron porque era del grupo mafioso. A muchos aquí en el Palacio no se les olvida porque lo atracaron a la puerta de los tribunales. Ambos se han dedicado a extorsionar, él lleva los casos y es quien cobra en nombre de su mujer. Han hecho fortuna extorsionando y vendiendo decisiones.

Comenté que sabía de Cinthia Meza del Centro de Investigación y Postgrado de la Escuela Nacional de Fiscales, allí Neomar Narváez fue el tutor de su tesis, pero desconocía que eran esposos, al parecer ahí fue el flechazo, también era nuevo para mí que se dedicaran a tales menesteres.

– Entiendo, pero quienes dirigen esa mafia son Cinthia Meza, Presidenta del Circuito, y su esposo Neomar Narváez -insistió-, conjuntamente con Ibarra. Sobre ellos hay mucha tela que cortar. Vienen valiéndose de sus cargos desde Caracas, luego Apure y ahora Aragua. En San Fernando, Neomar ejercía en cualquier materia seguro de salir triunfante gracias al respaldo de Cinthia como Jueza Rectora del estado.

Neomar Argenis Narváez Cabrera, de 41 años de edad, en Aragua se mueve como pez en el agua, es su patio, estudio Derecho en la Universidad Bicentenaria de Aragua (UBA), siempre en la Sección A, de donde egresó el año 2002. Se desempeñó como Juez desde noviembre del 2009 hasta el 1° de septiembre de 2013. Se presenta como Presidente de la firma Narváez & Asociados Consultores y asesor jurídico en materia penal de CANTV Movilnet de Venezuela, por lo visto, es un enchufado.

Él fue destituido mientras hacía un curso en el TSJ, dijeron que por estar relacionado con Eladio Aponte Aponte, es un hecho, conformó el grupo de abogados que el ex magistrado se llevó al Palacio de Justicia de Caracas por considerarlos de su entera confianza. Huelga decir que Aponte Aponte era un corrupto. Dime con quién andas y te diré quién eres.

Según el Blog La Protesta Militar, Neomar Narváez fue ingresado por Aponte Aponte al entramado judicial estructurado por el gobierno de Chávez para someter la justicia a los designios del ejecutivo, una pandilla que cumplía órdenes que impartía Chávez a través de la Vicepresidencia. Algo que fue denunciado por el mismo Aponte Aponte, una vez en el imperio, saliendo a relucir el nombre de Neomar Narváez.

Cinthia Meza parece no haberle perdido pisada a su esposo en eso de someter la justicia a los designios del ejecutivo, porque el circuito de Aragua se caracteriza por seguir órdenes de arriba en el juzgamiento de los presos políticos; y al parecer se le pegaron las malas mañas heredadas de quien llevó a su marido al Poder Judicial. Quizá esa conducta forme parte de los trastornos mentales de los que ella es aficionada a considerar como atenuantes de la responsabilidad penal.

Cinthia María Rosa de los Santos Meza Cedeño, sucreña, de 34 años de edad, con una trayectoria centelleante dentro del Poder Judicial, ingresó el 25 de abril de 2017 a la Dirección Ejecutiva de la Magistratura. La primera vez que pisó un juzgado fue como testigo en un caso de Violencia contra la Mujer llevado por el Tribunal Cuarto de Control de Caracas.

Como su esposo, también estudió en la Universidad Bicentenaria de Aragua, Cohorte XVI UBA 2010, donde cursó la Maestría en Derecho Penal y Criminología, casualmente las especialidades que se atribuye su esposo. Por eso se le ve tan cómoda en Aragua.

– Quien pone de Jueza a Cinthia Meza es el tal Flami. Que hizo su fortuna con Maikel Moreno.

A la pregunta, ¿quién es el tal Flami?, el amigo respondió:

– Flami es el esposo de María Perdomo, ex Fiscal 9° del Área Metropolitana de Caracas, la que comisionaron para que dirigiera la investigación relacionada con la difusión de imágenes del cadáver de Robert Serra. Y con la Juez 29 de Control de Caracas, Yeritza Ramírez, se vio envuelta en un caso de hostigamiento y extorsión. Es un grupo de corrupción bestial.

Félix Francisco Bertomolde

@memientanchico