Sin previa cita Charles de Gaulle y el exilio, por José Luis Monroy

 

Hola que tal mi gente, en nuestro país escucho a cada momento ¿para qué sirve un TSJ en el exilio?, y en muchas ocasiones, ¿para qué nombrar un gobierno en el exilio? Que a ha eso nadie le va a parar y los que sufrimos somos los que vivimos en el país, ya que Nicolás y su combo nos tienen de rehenes, pues aquí les traigo algo para que vean que desde el exilio si se pueden hacer cosas y como dice mi hermano y colega Luis Manuel Aguana, ya la solución a esta crisis dejó de tener solución aquí, En 1940, Charles De Gaulle intentó detener la invasión alemana por todos los medios. Después de la batalla de Montcornet, el general partió de Dunkerque con la 4ª División Acorazada para intentar ayudar a las fuerzas aliadas, que se encontraban en una situación crítica. De Gaulle pretendía romper las líneas alemanas en Abbeville y abrir así una vía de escape hacia el sur, pero no tuvo éxito. Al final, los británicos consiguieron evacuar a 338.000 soldados por mar hacia Inglaterra. El 14 de junio, las tropas alemanas conquistaron París y, a continuación, el recién nombrado primer ministro, Philippe Pétain, se dio por vencido y pidió un alto el fuego. El 22 de junio, la peor pesadilla de De Gaulle se hizo realidad: Francia firmó el armisticio con la Alemania nazi, entregó las armas y se rindió a Hitler.

Pocos días antes, De Gaulle había huido a Inglaterra con una idea en la cabeza: “Me correspondía a mí ocuparme del destino de la nación. No podía perder la esperanza”, escribió en sus memorias.

El 23 de junio, De Gaulle le escribió a Churchill para que le permitiese formar un gobierno en el exilio que se denominaría Francia Libre y contaría con un ejército compuesto por soldados franceses evacuados, las Fuerzas Francesas Libres. El objetivo era “mantener la independencia francesa y proporcionar apoyo al esfuerzo de guerra aliado”. Churchill accedió e hizo instalar a De Gaulle en un edificio destartalado que daba al Támesis.

Una vez montado el gobierno en el exilio, De Gaulle tuvo todo a su disposición para modificar el curso de la Historia y acabar con los planes de Hitler. Al principio, la principal arma de la Francia Libre no eran las ametralladoras ni los tanques, sino la radio. En sus retransmisiones desde Londres, el héroe de guerra criticaba abiertamente al régimen de Vichy, en el que Pétain, instalado en el sudeste de Francia, era a la vez Estado y gobierno y colaboraba directamente con los alemanes, bueno este Sr Pétain, vendría siendo en Venezuela una especia de jefe de la MUD O EL FRENTE AMPLIO.

De Gaulle enviaba además mensajes en clave a la Resistencia. En su momento de mayor popularidad, escuchaban sus retransmisiones cuatro millones de franceses.

El general De Gaulle pronunció desde la BBC de Londres el apasionado discurso que proclamó el nacimiento de la Francia Libre y es hasta hoy una de las piezas políticas fundamentales de esa nación.

El discurso discurre esencialmente en estos términos:

Los jefes que, desde hace muchos años, están a la cabeza del Ejército francés, han formado un gobierno.” “Este gobierno alegando la derrota de nuestro Ejército, se ha puesto en contacto con el enemigo para cesar la lucha.” “Es cierto que hemos sido y seguimos estando sumergidos por la fuerza mecánica terrestre y aérea del enemigo.” “Pero ¿se ha dicho la última palabra? ¿Debe perderse la esperanza? ¿Es definitiva la derrota? ¡NO!” “Créanme a mí que les hablo con conocimiento de causa y les digo que nada está perdido para Francia. Los mismos medios que nos han vencido pueden traer un día la victoria. ¡Porque Francia no está sola! ¡No está sola! Tiene un vasto imperio tras ella…” Esta guerra no está solo limitada al desdichado territorio de nuestro país. Esta guerra no ha quedado decidida por la batalla de Francia. Esta guerra es una guerra mundial. Todas las faltas, todos los retrasos, todos los padecimientos, no impiden que existan en el universo todos los medios para aplastar un día a nuestros enemigos. Fulminados por la fuerza mecánica, podremos vencer en el futuro por una fuerza mecánica superior: va en ello el destino del mundo.” “Ocurra lo que ocurra, la llama de la resistencia francesa no debe apagarse y no se apagará.

¿Por que Venezuela no puede desde el exilio montar un gobierno con la ayuda de comunidad internacional y así derrotar a los que nos oprimen?

¡Como siempre, usted elige!

#ElLiderEresTu

@joseluismonroy