Campaña británica por un comportamiento responsable en los vuelos

(Foto Reuters)

 

Agencias de viajes, aeropuertos y compañías aéreas del Reino Unido se han unido en la campaña “One Too Many” para apoyar el comportamiento responsable de los viajeros en los vuelos, significando que un solo pasajero perturbador en “demasiado”, según informa la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

La campaña ha sido lanzada por la ministra británica de Aviación, Baronesa Sugg, y recuerda a los pasajeros los costes de beber en exceso cuando viajan en avión.

Estos excesos incluyen el riesgo de la denegación de embarque o el desvío del avión y los costes que ello supone, como penas de hasta dos años de prisión y fuertes multas de hasta 90.000 euros para los más graves incidentes en vuelo.

La campaña se difundirá a través de las redes sociales de Facebook e Instagram.

En dicha campaña participan aeropuertos como Manchester Airport Group, AGS Airports, Bristol, Birmingham, Newcastle y Gatwick, difundiendo folletos en sus terminales.

Francois Bourienne, presidente del UK Travel Retail Forum (UKTRF), ha dicho: “Es una ofensa estar borracho en un avión. No menos importante para otros pasajeros. La campaña “One Too Many” es un recordatorio del hecho de que, si bien el comportamiento perjudicial grave es poco frecuente, puede ser costoso y causar retrasos. Otros pasajeros se molestan y muchas fiestas se arruinan. El UKTRF, IATA, y AOA Airlines UK se han comprometido a abordar la cuestión de los pasajeros perturbadores y de trabajar juntos para asegurar que los pasajeros sean conscientes de que este comportamiento no será tolerado. La campaña complementa las iniciativas individuales existentes por compañías aéreas, aeropuertos, operadores, minoristas y establecimienteos de bebidas emprendidas bajo el mismo estandarte por primera vez al entrar en la temporada de vacaciones”.

Rafael Schvartzman, vicepresidente regional europeo de la IATA, ha dicho: “Aunque se nos recuerda que todavía son relativamente raros, están en la misma categoría. Las aerolíneas tienen un enfoque de tolerancia cero al comportamiento ingobernable y la tripulación de cabina y los pasajeros tienen derecho a un vuelo libre de disturbios y hostigamiento. Estamos orgullosos de asociarnos con UKTRF, AOA y Airlines UK en esta campaña para recordar a los pasajeros que viajen de manera responsable. La fiesta debe estar en el destino, no en el avión”..

Por su parte, la Baronesa Sugg, agregó: “Los pasajeros perturbadores tienen el potencial de arruinar los vuelos de otras personas y esta campaña es un importante paso adelante para garantizar que sean conscientes de las consecuencias que tienen. Me complace ver a la industria trabajando con los aeropuertos , lo que es muy positivo para todos”.

Vía  actualidadaeroespacial.com