Luis Barragán: Ahora, sesionar sin la F-16J

Luis Barragán @LuisBarraganJ

Recientemente, la Asamblea Nacional celebró una sesión en la ciudad de Maracaibo. Empero, hubo todo un detalle: los integrantes de la Fracción Parlamentaria 16 de Julio, principales o suplentes, no fueron debidamente convocados.

El solo incumplimiento de un requisito, el de la convocatoria, permite dudar sobre la validez de la sesión, pero queda muy claro ante el país lo lejos que llegan los partidos que la dominan, creyendo a la propia AN como un apéndice de sus intereses y ocurrencias. Puede decirse, fue una reunión de los parlamentarios de la MUD, con invitados especiales, irrespetando a la propia institución.

El vigente Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional (RIDAN), es muy claro en la materia. Huelga comentar sobre el debido cumplimiento de los procedimientos parlamentarios que, en última instancia, es el que contribuye a reivindicar limpiamente una herramienta, de las pocas y legítimas que quedan, frente a la dictadura en boga.

Los miembros de la Fracción Parlamentaria 16-J, unitaria, democrática y convincentemente opositora, son parte de la institución y de la institucionalidad asamblearia y mal pueden segregarla, demostrando el nivel contaminante del llamado chavismo. La ofensa no es hacia los integrantes de la Fracción, sumado a un diputado de pura cepa zuliana, sino hacia la ciudadanía que los votó y les confió su representación, incluyendo al propio estado Zulia.

Todavía están a tiempo de rectificar una conducta que rompe decididamente con un mínimo, respetable y respetuoso, acuerdo de unidad. Inútil sectarismo, si de facturar a la 16-J se trata, por sus honestas y decididas posturas, mal hacen, pues, juegan y se llevan por delante a la institución.