Rafael Piña Pérez: El estatismo totalitario es retrógrado (V)

LA DIÁSPORA

Inicio esta entrega con un pensamiento del héroe cubano José Martí “cuando un pueblo huye de su patria, los gobernantes sobran…”. Este pensamiento ha sido totalmente ignorado durante las seis décadas de la dictadura comunista de los Castro. Las diásporas en el mundo son típicas de los regímenes totalitarios de extrema derecha (nazi fascismo) y de extrema izquierda (comunismo. La diáspora del nazi fascismo fue numerosa en los países donde han existido estos regímenes, como es el caso de Italia y Alemania. La España franquista vivió un régimen con características parecidas en el aspecto de la persecución de la disidencia. La diáspora alemana durante el régimen nazi ha sido la más numerosa que registra la historia del siglo XX. Las atrocidades de Hitler y Mussolini no tienen parangón, ni siquiera con el régimen de Josef Stalin en la Unión Soviética, que también tuvo campos de concentración, incluso antes que el nazismo.  Después de las diásporas europeas a raíz de la segunda guerra mundial, la más numerosa, ha sido la venezolana. Allá por la guerra y el comunismo y acá por la destrucción de la economía y la democracia.

    Venezuela ha sido un país de inmigrantes de todas partes del mundo. diferentes culturas y lenguas se han establecido en nuestro país, particularmente a partir de la segunda guerra mundial. Es la primera vez que en nuestro país se da una migración masiva de venezolanos hacia el exterior, siendo América Latina el mayor receptor y Europa en segundo lugar. Se estima que unos 3.400.000 venezolanos han emigrado en los últimos años. De acuerdo a estimaciones de GLOBOFRAN, firma de capital estadounidense, especializada en la asesoría de inversiones migratorias, alrededor de 2 millones de venezolanos, tienen previsto emigrar en los próximos tres años. La diáspora alcanzaría así a 5.400.000 personas, estaríamos hablando de un 16% de la población actual de Venezuela, estimada en 32 millones de personas. Porcentualmente hablando, es mayor que la diáspora alemana del régimen nazi, con el agravante de que nuestra diáspora es mayormente joven, conformada en alta proporción por profesionales con alto nivel académico y experiencia profesional.

    La diáspora de profesionales venezolanos en las diferentes áreas de la ciencia y la tecnología, tomando en cuenta nada más los 3.400.000 venezolanos hasta ahora emigrados, representa un Know how de varios millones de años- hombre y lo que esto significa para afectar el avance económico y social de la sociedad venezolana. No es que la pérdida sea total, pues muchos venezolanos, regresarían al país, una vez recuperada la democracia y la libertad, pero siempre se genera una discontinuidad en el aporte del trabajo profesional con la diáspora disparada por la crisis económica, social y política de estos años de dictadura estatista totalitaria que ha destruido gran parte del aparato productivo privado y público venezolano.  Hoy la industria nacional está trabajando, de acuerdo a CONINDUSTRIA a menos del 40% de su capacidad instalada, dada las limitaciones en insumos productivos. Negocios como farmacias, panaderías, supermercados, vienen cerrando o trabajando muy por debajo de su capacidad instalada. Igualmente la producción agropecuaria viene disminuyendo, agravándose la escasez de alimentos y la hiperinflación. La crisis económica, social, política y moral se agrava y con ello el aumento de la diáspora, al reducirse por ende las oportunidades de empleo y ocupación para los jóvenes profesionales.

*Ecnomista, profesor titular de LUZ, ex presidente de Academia de Ciencias Económicas del Edo Zulia, Miembro de Venezuela Positiva, [email protected], @pprafael1912