Enfermeras necesitan más de cuatro sueldos para sobrevivir en Maracaibo

Enfermeras (Foto: Lizaura Noriega)

 

De manera pacífica y disciplinada un grupo de enfermeras de Maracaibo y San Francisco protestó en la cabecera del Puente sobre el Lago de Maracaibo para exigir mejoras salariales, condiciones de trabajo digna y material en los hospitales y ambulatorios para atender a los pacientes, reseñó La Verdad.

Ante la mirada de los conductores que iban y regresaban de la Costa Oriental del Lago, quienes además las apoyaban al tiempo que les tomaban fotos con sus teléfonos, las trabajadoras de la salud cantaron el Himno nacional armadas con pancartas y la bandera de Venezuela y del estado Zulia. Los militares y policías solo se limitaron a mirar y a controlar el tráfico.

Una de las manifestantes aseguró que trabaja en cuatro partes diferentes y ni con cuatro sueldos le alcanza para comprar un kilo de leche. La profesional de la Enfermería denunció que todos los días los pacientes llegan a los centros asistenciales llorando para ser atendidos, pero ella no tiene cómo auxiliarlos.

“Me da tristeza y me parte el alma ver cómo todos los días nuestros enfermos llegan a buscar sangre, pero de dónde la sacamos si no tenemos de donde recolectarla. El director del Hospital Universitario de Maracaibo no tiene qué aportar y asegura sangre donde no la hay”, señaló la profesional.

Hannia Salazar, presidenta del Colegio de Enfermería del estado Zulia, recordó que ayer se cumplieron 38 días ininterrumpidos de protesta por parte de las trabajadoras de salud en los que solo atienden estrictas emergencias en los hospitales y centros ambulatorios del país.

Puntualmente, una exigencia que hacen las profesionales de la salud es la de un sueldo digno que no solo les permita subsistir en un país que tiene la inflación más alta de la región. “Exigimos que un sueldo que esté acorde con la Canasta Básica o que sea equivalente al que ganan los militares del país, es decir, 200 sueldos mínimos”.

Además, piden uniformes y calzados nuevos, ya que un par de zapatos para laborar está “muy por encima de su salario actual”. También exigen una ruta de transporte que las lleve para sus sitios de trabajo, ya que son víctimas de la crisis de transporte que vive el país.

Las enfermeras pidieron el apoyo y la comprensión de los venezolanos, ya que su lucha es también para llevar insumos y medicamentos para sanatorios del país y así atenderlos como lo merecen.

La manifestación fue respaldada por los colegios de Odontólogos, Bioanalistas y Nutrición y Dietética de la entidad, así como de algunos médicos que estaban en el sitio.

En contexto

Salazar destacó que en promedio una enfermera tiene de uno a tres hijos, y lo que gana en la actualidad una enfermera son 600 mil bolívares, que no alcanzan para mantener a sus familias en medio de un contexto en el cual se aproxima el nuevo año escolar en el que deben comprar útiles y uniformes escolares.

“Las enfermeras no escapan de la realidad que viven muchos venezolanos. Sobrevivimos con lo que nos envían nuestros familiares que están en el exterior”, detalló la enfermera.

Explicó que de las 15 mil enfermeras que se encuentran agremiadas en la región solo cinco mil laboran en centros asistenciales públicos y privados del estado Zulia.