¿Quién dice qué sobre el supuesto atentado de Maduro?

Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, August 4, 2018. Miraflores Palace/Handout via REUTERS

 

Entre las incongruencias de las declaraciones del Gobierno y la falta de datos, hasta el momento son varias las versiones del supuesto atentado que sufrió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el pasado sábado durante un discurso en el acto del aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana. Así lo reseña abc.es

Jorge Rodríguez. El primero en declarar

El Ministro de Información y comunicación, Jorge Rodríguez, informó que a las 5:41 de la tarde se escucharon detonaciones que las investigaciones permiten establecer con claridad «que eran drones con una carga explosiva» que explotaron cerca del palco presidencial y en las inmediaciones del desfile.

«Este acto evidencia la desesperación que veníamos notando en algunos voceros de la ultraderecha venezolana (…) que siendo derrotados en el terreno político recurren a prácticas criminales pero fracasaron», dijo Rodríguez en cadena nacional.

Nicolás Maduro. «Santos ha intentado matarme»

El presidente venezolano comenzó su alocución describiendo el momento de la explosión: «Nos encontrábamos en el cierre de acto y en ese momento explotó frente a mí un artefacto volador». Luego pasó a buscar los culpales: el principal, Juan Manuel Santos, por unas declaraciones de hace días en las que el aún presidente colombiano afirmó que «un país con la inflación que tiene Venezuela (…) ese régimen se tiene que desmoronar». Para Maduro esta frase es clave: «Estamos en los días finales del régimen de Maduro, lo ha dicho Juan Manuel Santos, teníamos tiempo que no escuchábamos». El presidente venezolano siguió con su diatriba: «Es que Juan Manuel Santos entrega la presidencia el 7 de agosto y no se puede ir sin echarle una broma a Venezuela, sin hacerle un daño, una maldad a Venezuela».

Jorge Arreaza señala a la célula de Óscar Pérez

El ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, aseguró ayer que el frustrado atentado contra Maduro es responsabilidad de la desactivada célula del expolicía Óscar Pérez.

«Hay 6 detenidos (…), uno de ellos estuvo involucrado en el asalto (…) del Fuerte Paramacay (…), los que sobrevivieron de esa célula han tratado de asesinar no solo al presidente de la república, sino a los presidentes del resto de los poderes», dijo el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en el país.

Desde el Ministerio de Exteriores han publicado en la tarde de este lunes un comunicado responsabilizando a Santos: «Para el Gobierno Bolivariano de Venezuela la historia ha demostrado que la obsesión de la oligarquía colombiana por interferir en los asuntos venezolanos no conoce límites».

Ortega Díaz: «Cuando planifico yo, lo hago bien»

La exfiscal de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha rechazado este domingo las acusaciones del ministro de Asuntos Exteriores del país, Jorge Arreaza, y ha asegurado que de haber estado tras el ataque al presidente, Nicolás Maduro, «Venezuela estaría celebrando su libertad».

«Jorge Arreaza, tú y tu jefe Nicolás Maduro saben que cuando planifico las cosas, las hago bien. Si yo estuviera detrás de ese plan, el país estaría celebrando su libertad. ¡Basta de mentiras!», ha aseverado Ortega Díaz.

La oposición: «Un pretexto para atacar»

Los críticos de Maduro han alertado de que el Gobierno podría usar el confuso incidente del sábado como un pretexto para atacar a sus adversarios con acciones represivas similares a las ocurridas en el pasado, como encarcelamiento de líderes conocidos y prohibición para que otros ocupen cargo públicos.

Las palabras del Frente Amplio, que ha cuestionado que se trate de un verdadero ataque, han tenido lugar después de que el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, confirmara que el grupo insurgente Soldados de Franelas, que habría atentado contra la vida del presidente, planeó el ataque durante seis meses.

No obstante, la oposición ha llamado la atención sobre el hecho de que Maduro «rápidamente calificó el hecho como un atentado y acusó de forma genérica, irresponsable y sin prueba alguna a la oposición venezolana», cuando «lo responsable sería esperar a que se realicen las investigaciones pertinentes».