Yuleida Aranguren: “Mi destitución es una componenda de Concejales de AD y UNT con el madurismo”

Foto: Cortesía

 

Una situación nunca antes vista. Concejales de Un Nuevo Tiempo y Acción Democráticasumaron sus votos al concejal del Partido Socialista Unido de Venezuela para, en una sesión ordinaria, destituir a la presidenta del Concejo Municipal de Valmore Rodríguez, nombrada en enero de 2018, perteneciente al partido Primero Justicia.

Yuleida Aranguren, expresidenta del Concejo, explicó que todo se debe a la búsqueda de prebendas de los concejales con la alcaldesa madurista. “No han entendido que vivimos en una dictadura y han llegado al extremo de aliarse con la alcaldesa madurista en perjuicio del pueblo valmorense”.

Los concejales que hasta ahora pertenecen a la Unidad Democrática, esperaban que una vez ganada la alcaldía por un candidato de Nicolás Maduro, el Concejo Municipal llegara a someterse a la alcaldesa a cambio de prebendas para ellos, violando las normas y reglamentos establecidos en las leyes.

Pues, ante la negativa de Aranguren, procedieron a la destitución en la cual todos los concejales votaron a favor, formando así un solo bloque en torno a la visión totalitaria ejercida por el partido de gobierno durante los últimos 20 años.

Detalles

Las molestias entre las fracciones opositoras con la presidencia del Concejo provienen desde el momento en el que Aranguren se negó a saltarse las leyes y procedimientos en el ejercicio de su gestión.

“Al otro día de la destitución, nombraron una directiva nueva, con Fernando Colmenares de AD como presidente y Arelis Gudiño de UNT como vicepresidenta. Ese mismo día, en sesión extraordinaria, aprobaron tres créditos adicionales con recursos que ingresaron al municipio en junio y en julio, y que no habían sido presentados al concejo municipal. Esperaron mi destitución para hacer esos movimientos”, señaló Aranguren.

La concejal detalló que antes, a mediados de mayo, los representantes de la alcaldesa habían pedido una reunión con el Concejo Municipal para pedirles que modificaran la Ordenanza de Actividades Económicas, pero colocando fecha de abril para que el texto entrara en vigencia en julio. Eso implicaba violar las leyes y los procedimientos, solicitud a la que Aranguren se negó.

“A partir de allí empezó la distancia entre el resto de los concejales opositores y yo. Ellos iniciaron una persecución y difamación en mi contra. Le decían al personal que por mi culpa no había agua, papelería, que no había recursos. Tomaron la actitud de quienes por años han amedrentado a los que pensamos distinto en nombre de una revolución”.

Aranguren aseguró que siempre ha defendido la Unidad, pero en este caso, la Unidad no puede estar por encima de la legalidad y de los intereses del municipio. “No podemos cohabitar en los municipios con quienes son los brazos ejecutores de las políticas de Maduro. Menos si sabemos que todas sus acciones son corruptas”.

Denuncia

Avilio Troconiz, diputado a la Asamblea Nacional y coordinador adjunto de Primero Justicia en el Zulia, indicó que ya han conversado con las autoridades de los partidos opositores en cuestión y han exigido una explicación sobre el caso.

“Vivimos una tragedia y en medio de ella tenemos que estar claros que tenemos que definir nuestras posturas. No podemos cohabitar con los funcionarios de Maduro, eso sería convertirnos en cómplices de la crisis que ellos han formado. No es haciendo acuerdos a espaldas de los ciudadanos, con los alcaldes chavistas, que vamos a lograr que Maduro, el causante de la crisis en la que vivimos, se vaya de la presidencia”.