“Directo a Cúcuta y sin documentos”: La atractiva oferta para llegar a Colombia desde San Antonio del Táchira

CUC104. CÚCUTA (COLOMBIA), 08/02/2018.- Personas que cruzan el Puente Internacional Simón Bolívar, en Cúcuta (Colombia). En el puente internacional Simón Bolívar, que conecta a la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana San Antonio del Táchira, se forma todos los días un hormiguero de gente que huye desesperada del país vecino para buscar la subsistencia al otro lado de la frontera. EFE/SCHNEYDER MENDOZA

 

 

“Directo a Cúcuta sin documentos y en 5 minutos. Pregúnteme cómo”, es la oferta de mujeres y hombres venezolanos que, desde el primer punto de control de la Guardia Nacional en la avenida Venezuela de San Antonio del Táchira, se ubican al lado de los uniformados a una distancia no mayor de tres metros, y desde ahí ofrecen el servicio.

Por ELEONORA DELGADO/ElNacional

El tiempo estimado en pasar el puente internacional Simón Bolívar que comunica a las localidades de San Antonio del Táchira y La Parada, es de 1:30 horas, sellar pasaporte de salida en las oficinas del SAIME implica dos días a causa de los constantes apagones y fallas de sistema. En la estructura de 315 metros de longitud establecen cordones de seguridad para regular el paso de viajeros y compradores. Al ingreso a Colombia hay personal de Migración del país neogranadino que exige la presentación del pasaporte venezolano sellado o de la Tarjeta de Migración Fronteriza para continuar.

Con la frase, “por solo 20.000 pesitos y en cinco minutos, reina”, el hombre guía al interesado hasta el sector de La Muralla en las riveras del afluente limítrofe y de ahí atraviesan por trochas que caen al río Táchira. En las últimas semanas se han registrado fuertes precipitaciones y el agua llega hasta la cintura a quien cruza el río.

Mientras esto ocurre, una muchedumbre trata de caminar por el puente con pesados equipajes, almohadas y cobijas. A la distancia observan a los que pasan por el río haciendo equilibrio para no caerse por la fuerza de la corriente. Algunos que van en el mismo plan, ayudan a cargar algunas maletas y niños.

Desde el puente, al igual que los transeúntes, efectivos militares de la Guardia Nacional, funcionarios del Servicio Autónomo de Identificación, Migración y Extranjería, Policía Nacional de Colombia y Migración Colombia, cada quien en la parte de la estructura que le corresponde como país, tienen la misma visual del río sin embargo, se limitan a lo suyo sobre el puente.

Para leer más, visite El Nacional