Salvatore Lucchese dice que ayudó a organizar la operación para lanzar drones en la avenida Bolívar

El activista venezolano Salvatore Lucchese habla desde Bogotá // FOTO REUTERS/Carlos Julio Martínez

 

El exjefe de policía municipal y activista de la oposición, Salvatore Lucchese, dijo que ayudó a organizar una operación para lanzar drones armados sobre una parada militar el sábado en un hecho que, según el presidente Nicolás Maduro, fue un intento de asesinato.

En una entrevista, Lucchese, dijo que orquestó el ataque con militantes antigobierno y la “resistencia”. La “resistencia” a la que hace referencia Lucchese es una difusa amalgama de activistas callejeros, dirigentes estudiantiles y exoficiales militares, conocida principalmente por organizar protestas en las que los manifestantes se enfrentaron con la policía y los soldados.

Reuters no pudo verificar de forma independiente las afirmaciones de Lucchese sobre el ataque, en el que dos drones volaron sobre el acto militar en el centro de Caracas. Explosivos cargados en los artefactos no tripulados detonaron, hiriendo a 7 militares e hicieron correr a los asistentes en busca de refugio.

Lucchese, que describió el incidente como parte de un esfuerzo armado sostenido contra Maduro, no quiso hablar de su rol preciso en la operación o identificar a otros involucrados, citando la necesidad de proteger su identidad.

“Nosotros teníamos un objetivo y al momento no se pudo materializar en un cien por ciento”, dijo Lucchese en una entrevista en Bogotá a donde viajó. “La lucha armada continuará”, agregó.

 

 

Enfrentamiento con el Gobierno

FOTO REUTERS/Carlos Julio Martinez

 

 

Un grupo poco conocido llamado El Movimiento Nacional de Soldados de Franela, que se describe como parte de la “resistencia”, también se atribuyó el fin de semana la responsabilidad del ataque con drones.

Lucchese declinó decir si está asociado con Soldados de Franela. En un intercambio de mensajes con Reuters un miembro del grupo, que se negó a identificarse por su nombre, no quiso hablar sobre lo que afirmó Lucchese.

El activista de 52 años llamó por primera vez la atención después de ser encarcelado durante diez meses, a partir del 2014, por negarse a detener las protestas contra Maduro.

El Gobierno liberó a Lucchese al final de su sentencia en febrero del 2015, de acuerdo con el activista y medios locales.

Reuters no pudo encontrar documentos de su liberación.

Sin dar detalles sobre la ruta que siguió, Lucchese dijo a Reuters que abandonó Venezuela en agosto pasado, después de enterarse de que el Gobierno buscaba arrestarlo de nuevo, esta vez por traición e incitación a la rebelión militar. La orden fue ampliamente reportada por medios venezolanos en los últimos meses, pero Reuters no pudo obtener una copia del documento.

Lucchese dijo que ahora reside en el extranjero y continúa trabajando con otros opositores, resaltando que la resistencia armada es la única forma de expulsar a Maduro. “Ningún dictador sale por una vía pacífica”, dijo a Reuters.

 

 

Lea también:

Maduro asegura que los responsables del “atentado” son grupos terroristas entrenados al norte de Santander