Copei Legítimo Oposición: Decisiones contra Requesens y Borges son inconstitucionales

 Roberto Enriquez / Prensa

 

La Democracia Cristiana venezolana emitió un comunicado en el que deplora la utilización de los extraños eventos del pasado sábado para perseguir adversarios políticos de la dictadura venezolana. La detención del diputado Juan Requesens, la orden de aprehensión a Julio Borges y el allanamiento de la inmunidad parlamentaria al margen de la instancia competente son una evidencia más del quiebre total del orden constitucional en Venezuela.

 

 

Comunicado

La Democracia Cristiana venezolana deplora la utilización de los extraños eventos del pasado sábado para perseguir adversarios políticos de la dictadura venezolana. La detención del diputado Juan Requesens, la orden de aprehensión a Julio Borges y el allanamiento de la inmunidad parlamentaria al margen de la instancia competente son una evidencia más del quiebre total del orden constitucional en Venezuela. La Constitución es muy clara en cuanto a que la única instancia competente para allanar la inmunidad parlamentaria de un diputado es la Asamblea Nacional y de ninguna manera un órgano espurio como la Asamblea Constituyente.

En Venezuela la democracia se acabó el 30 de julio del 2017 con el fraude de la asamblea Constituyente; es allí donde la lucha política debe ejercerse en base a valores y principios y nunca en base a cálculos subalternos. El mensaje de Maduro es directo: “la constitución soy yo”, primero los hechos y después el derecho es la filosofía del régimen venezolano.

En Copei nos ha tocado sufrir el acoso insaciable de la dictadura con una intervención judicial inconstitucional, el asalto por grupos armados de muchas casas de nuestro partido y la orden de captura contra nuestro presidente Roberto Enríquez; hemos sufrido en carne propia los embates.

Desde Copei invitamos al pueblo venezolano a no perder la Fe y mantener el espíritu de lucha para el rescate de la democracia dentro del marco de nuestra constitución.

La dirigencia política debe estar cerca de los sufrimientos del pueblo, ciertamente oponerse a la dictadura es una actividad ilegal en Venezuela, donde la libertad está permanentemente bajo amenaza; es allí donde se impone la necesidad de tener claras las definiciones en cuanto a la naturaleza del régimen que enfrentamos y trabajar unidos para encontrar los caminos de la libertad de nuestro pueblo y su derecho sagrado a comer, trabajar, tener salud y prosperar. Venezuela merece otro destino.

Dirección Nacional: Copei Legitimo Oposición