Pasión, muerte y resurrección de Venezuela, por José Amalio Graterol Jatar

José Amalio Graterol Jatar @paraguanamalio

 

@paraguanamalio

Muchos hechos de la pasión y muerte de Cristo tienen gran parecido con lo que acontece en nuestra nación: desde el nacimiento de Jesús ocurrido mientras sus padres debían empadronarse, pues el imperio romano imponía  censar los habitantes de las naciones conquistadas, como hoy mediante registros, los que nos desgobiernan con la satrapía cubana, humillan al pueblo con el  carnet de la patria para doblegarlo con las infamantes cajas de  CLAP..

Luego del nacimiento del Redenror, el rey Herodes ordeno matarlo y para ello  dispuso la muerte de los menores de dos años. Sin embargo un argel le aviso a José y huyeron  a Egipto. lo que hoy  hacen cientos de miles de padres venezolanos,  huyen de este infierno, en el cual los niños mueren sin comida y sin medicinas y el régimen se solaza en la destrucción hasta del emblemático hospital de niños J.M. de Los Ríos y son tan canallescos que no les importa la muerte de los niños por desnutrición. ¡Herodes del siglo 21!.

La persecución a Cristo fue de gran dimensión lo que se propusieron los escribas y fariseos fue silenciarlo, para que no pudiera difundir la buena nueva. Una vez que  se convencieron que no lo callarían decidieron su muerte y lo  apresaron, torturaron públicamente: le dieron latigazos frente a una muchedumbre, le pusieron  una corona de espinas,  acabando sin piedad con su humanidad, pero a nadie se le ocurrió ,como hacen con los presos políticos en Venezuela, de lo que se  ufanan, divulgar las torturas, revelando los videos de la martirización al diputado Requesens, arrojándole excrementos a su cuerpo para que lo vieran en ese estado o drogándolo para que confesara lo que  quisieran, ni siquiera a Cristo le hicieron tamaña bellaquería, de la cual se sienten orgullosos y la presentan en cadena nacional.

.Cuando los fariseos creyeron suficiente la tortura a Cristo,  presentaron. según la tradición  de indultar a un delincuente en la pascua judía, para que escogieran entre Cristo y Barrabas e indultaron al malhechor, de la misma forma como hoy le dan a la organización criminal  “Tren de Aragua” la impunidad de que disfrutan y el mundo horrorizado, se entera al  capturar en Perú a miembros de esa banda que  uno de ellos tenía en su celular  videos de asesinatos y tormentos infligidos a rivales.

Pilatos se lavo las manos, para permitir su muerte, así como la Corte Penal Internacional  se lava las manos ante los hechos en Venezuela y Guterres el de la ONU, por primera vez se refiere a Venezuela solo para condenar el atentado contra Maduro. Imperterrito y despreocupado ante el éxodo venezolano,  la desnutrición infantil,  las enfermedades derrotadas que regresan a Venezuela y se esparcen en la región, está muy atento a elegantes cocteles y reuniones diletantes.

La soldadesca romana se rifo la ropa de Cristo antes de crucificarlo como le hicieron a una familia desalojada de Fuerte Tiuna por pensar distinto. A esa humilde familia los esbirros la desaojaron de su vivienda y les quitaron  sus enseres  personales y su ropa ¡Rapiña revolucionaria!.

Cristo padeció y fue crucificado para salvar a la humanidad pero los fariseos que nos gobiernan, atacan a los venezolanos con el despropósito de disfrutar su maldad, la cual no tiene límites. La masacre de Oscar Pérez y su grupo,  las orgias de asesinatos en los barrios pobres con las OLP el hambre que campea en todas partes, la tortura como política y,,, esas risas y esos aplausos que se dan entre ellos y el estribillo burlesco  de “así, así, así es que se gobierna” mientras no hay agua, no hay comida, ni medicinas, ni siquiera dinero en efectivo, las cárceles son antros del demonio, nada funciona , hasta la electricidad, todo para que vivamos un calvario.

Ante tanto fariseísmo y depredación social que impulsan con saña encuentro apropiadas las palabras de nuestro redentor Jesús de Nazareth cuya cita recoge el Evangelio:

“Dirá después a los que estén a la izquierda ( no es casual dijo a la IZQUIERDA): «¡Malditos, aléjense de mí y vayan al fuego eterno, que ha sido preparado para el diablo y para sus ángeles!.Porque tuve hambre y ustedes no me dieron de comer; tuve sed y no me dieron de beber; era forastero y no me recibieron en su casa; estaba sin ropa y no me vistieron; estuve enfermo y encarcelado y no me visitaron.» Estos preguntarán también: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, desnudo o forastero, enfermo o encarcelado, y no te ayudamos?» .El Rey les responderá: «En verdad les digo: siempre que no lo hicieron con alguno de estos más pequeños, ustedes dejaron de hacérmelo a mí. » .Y éstos irán a un suplicio eterno, y los buenos a la vida eterna.»

Estamos viviendo nuestro viernes santo, los venezolanos sometidos a un suplicio  extremo: separados, asesinados, torturados, hambrientos, enfermos y solo se oyen sus risas disfrutando el triunfo del mal, pero siempre después del viernes santo, viene el domingo de gloria Tenemos fuerza, Dios con nosotros, es la permanente lucha de Lucifer contra El .La civilización contra la barbarie, tienen 20 años disfrutando y saqueando, pero su derrota será eterna, la resurrección será en domingo ,los dolores de parto de la patria lo anuncian, las campanas suenan anunciando libertad. ¡Venezuela será libre!