¿Qué es la Escopolamina? La droga que habría sido utilizada en el diputado Juan Requesens

 

El pasado viernes 10 de agosto, se conoció sobre la existencia de varios materiales audiovisuales donde se podía apreciar algunas señales sobre el estado físico el diputado por el estado Táchira, Juan Requesens tras su detención por parte efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

LaPatilla.com

Algunos profesionales de la salud aprovecharon la oportunidad para analizar posibles síntomas en el parlamentario. La mayoría de los médicos coinciden que Requesens presentaba signos de una persona bajos los efectos de sustancias estupefaciente o psicotrópicas.

Según el diagnóstico del diputado y médico en el exilio José Manuel Olivares, Requesens muestra una alteración cognitiva propia de la Escopolamina. Por su parte, el traumatólogo y padre del parlamentario Juan Guillermo Requesens coincide con el diagnostico sobre el suministro de una sustancia química.

La Escopolamina o Burundanga, es un alucinógeno, cuyo principal efecto es incrementar dramáticamente el nivel de sugestionabilidad de una persona, es decir, anula la voluntad. Principalmente utilizado con fines delincuenciales para perpetra hurto y abuso sexual, normalmente se mezcla con depresores del sistema nervioso como benzodiacepinas, un sedante hipnótico.

Entre las manifestaciones clínicas se pueden encontrar: Excitación psicomotora, pérdida de memoria, dilatación de la pupila, sequedad de mucosas, hipertensión arterial, taquicardia y retención urinaria.

Entre los posibles signos de torturas contra el diputado Juan Requesens se pueden apreciar: Pupilas dilatadas, muñecas enrojecidas, ansiedad y perdida del control sobre los esfínteres sin presencia de orina.

 

 

Para confirmar la ingesta de Escopolamina es necesario realizar un análisis de laboratorio de la sangre y orina. Sin embargo, la Escopolamina es metabolizada rápidamente, después de seis horas es difícil determinar la presencia del alcaloide en el organismo.

El tratamiento recomendado contra la ingesta de Escopolamina requiere:

Lavado gástrico para crear un sistema de “liberación retardada” del anticolinesterásico, contrarrestando los efectos anticolinérgicos de este alcaloide sobre el sistema nervioso.

Vitamina C para facilitar el paso del anticolinesterásico y mejorar la fuerza muscular.

Furosemida para reducir insuficiencias cardíacas o hipertensión.

Flumazenil para contrarrestar los efectos de benzodiacepinas, el sedante hipnótico.

Si no se brinda un tratamiento oportuno se podría crear un síndrome dismnésico permanente, es decir, la distorsión de los recuerdos que originan sensaciones de familiaridad, conocidos popularmente como déjà vu, así como la distorsión del tiempo, sensaciones de irrealidad y despersonalización.

 

Con información de: bvsde.paho.org / Todosobreepilepsia.com