Marinellys, una periodista que desde el Vaticano, busca “llenar las ollas” en Venezuela

Fotos autorizadas Cortesía Facebook

 

La solidaridad de quienes han emigrado desde Venezuela, huyéndole a la crisis política y social que se vive en el país suramericano, es la respuesta inmediata y necesaria para que buena parte de quienes se quedaron, puedan contrarrestar el drama que enfrentan día a día, concretado en la falta de medicamentos y una alimentación adecuada.

Por: Ramón Antonio Pérez | Aleteia

Marinellys Tremamunno, una periodista venezolana acreditada en El Vaticano, a la par de su profesión y de la realidad que vive desde hace nueve años cuando emigró a Italia al avizorar la triste situación en que ahora está sumergida Venezuela, es de estas personas que no olvidan sus orígenes e intentan apoyar desde la diáspora.

Nació en Caracas, de padre italiano y madre venezolana. Sus abuelos paternos le inculcaron los valores familiares y la fe cristiana que confiesa, con la solidaridad, el respeto y el amor al prójimo que la caracterizan. A su paso por Caracas, Marinellys narró para Aleteia cómo surgieron y se concretan esos gestos de solidaridad con sus compatriotas, cuyo objetivo es darle respuesta a uno de los aspectos más visibles: la falta de alimentos en muchos sectores de la población.

Argumenta que miles de venezolanos encuentran en las ollas comunitarias de la iglesia y demás organizaciones sociales, la única manera de alimentarse correctamente. Sea a diario; una o dos o veces a la semana; cada quince días o mensualmente, según cada realidad, “estas ollas son la única manera que muchos tienen de consumir proteínas”, dice la comunicadora social, surgida de la Universidad Central de Venezuela en 2002.

Lee la nota completa aquí