Al menos 41 muertes en Congo han sido relacionadas con nueva epidemia de Ébola

Una trabajadora de la salud del Congo controla la temperatura de un niño antes del lanzamiento de una campaña de vacunación contra el virus del ébola cerca de la ciudad de Mangina, cercana a Beni, en la provincia de Kivu Norte en la República Democrática del Congo, el 8 de agosto de 2018. REUTERS/Samuel Mambo

 

Un total de 41 muertes relacionadas con la nueva epidemia de fiebre hemorrágica del Ébola se registraron en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC), indicaron este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades sanitarias congoleñas, que confirmaron la utilización de una nueva molécula para tratar a los enfermos.

AFP

A fecha del 13 de agosto, hay un total de 41 muertes“, declaró una portavoz de la OMS durante una conferencia de prensa en la sede de Ginebra. “Hay 41 muertes, 14 de ellas confirmadas“, indicó a la AFP una portavoz del ministerio de Sanidad congoleño.

Los casos confirmados dieron un resultado positivo en análisis realizados en laboratorio a partir de muestras sacadas de los enfermos, precisó el ministerio. Los casos probables son a menudo muertes ya registradas, en las que no se pudo realizar análisis.

En total, 57 casos de fiebre hemorrágica fueron señalados en la región” de Beni, según el ministerio de Sanidad, que habla de “30 casos confirmados y 27 probables“.

Por primera vez desde el anuncio de la epidemia el 1 de agosto, se registró una muerte fuera de la provincia de Kivú del Norte, en la provincia vecina de Ituri, según esta misma fuente.

Los equipos médicos en Beni y Mangina, epicentro de la epidemia, “comenzaron a utilizar la molécula terapéutica Mab114 en el marco del tratamiento de los enfermos”, precisaron las autoridades sanitarias congoleñas.

Se trata de “la primera molécula terapéutica contra el virus en ser utilizada en el marco de una epidemia de Ébola activa en RDC“, precisó.

Esta es la segunda epidemia del virus del Ébola en territorio congoleño desde 1976. “Es la primera vez que la enfermedad afecta a una zona muy poblada y en situación de conflicto intenso“, se preocupó la OMS en un comunicado.

La OMS pide un acceso seguro y libre para todos los actores implicados en la respuesta a esta epidemia para atender a todas las poblaciones afectadas“, declaró su director general el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, al término de una visita sobre el terreno.