Coge dato… Ten en cuenta estos ocho comportamientos en tu pareja antes de casarte

Foto: Referencia

 

Si tú y tu pareja han decidido dar el siguiente paso para unir su vida en matrimonio, debes tener en consideración algunos de los puntos que te presentaremos a continuación, explica Soy Carmín.

Cosas que debes pensar muy bien antes de casarte:

1. No tiene la capacidad de comunicarse bien contigo 

Si las peleas son frecuentes entre ustedes debido a que ninguno de los dos logra establecer acuerdos por medio del diálogo, lo mejor es que reconsideres la idea de contraer matrimonio con él.

“Los problemas que se crean cuando los conflictos cotidianos no se resuelven, pueden arruinar tu relación. Proponte hablar sobre algún tema difícil: necesitas saber qué tan capaces serán de discutir los problemas que surgirán en una vida juntos”, reveló a HuffPost Tina Tessina, psicoterapeuta y autora del libro How to Be a Couple and Still Be Free (Cómo estar en pareja y seguir siendo libre).

2. Te ha sido infiel

Esta es una de las razones más poderosas por las cuales deberías considerar seriamente si su relación debería ir más allá. Si te ha sido infiel alguna vez, es probable que vuelva a caer en alguna otra ocasión y eso te mantendrá con la constante incertidumbre.

“Aunque no estoy de acuerdo con el dicho, ‘Una vez infiel, siempre infiel’, es necesario que ocurran cambios importantes en la forma de pensar y en el comportamiento para evitar que se repita esa conducta”, reveló a HuffPost Kurt Smith, terapeuta que se especializa en terapia para hombres. “Se tiene que comprobar el cambio antes de la boda”.

3. Tienen problemas con alcohol, drogas o puestas

Si tu pareja realmente está comprometido a la recuperación, esto no tiene por qué ser un impedimento para que se casen. Sin embargo, tratar con este tipo de adicciones podría ser una presión muy fuerte para la relación, así que no trates de hacer como si nada pasara. Si realmente lo amas, juntos enfrentarán la situación.

“Las adicciones no se resuelven fácilmente. Sería un grave error pensar que vas a ser capaz de cambiar esta conducta problemática de tu futuro cónyuge. No puedo sé decirte a cuántas parejas he tratado que dejaron pasar algo así en el inicio porque pensaron que no iba a ser un problema importante”.

4. Son controladores y emocionalmente inestables

Está claro que todos tenemos defectos, pero si él es extremadamente controlador e irritable, es posible que lo siga siendo o incluso, aumente ese comportamiento una vez que se casen.

“Cualquier comportamiento de este tipo debe hablarse con un profesional de la salud mental para determinar la importancia. Si estos comportamientos, u otros parecidos, te hacen pensar que pueden ser un problema, no debes ignorarlos. Estas son algunas de las principales causas por las que las parejas buscan terapia matrimonial”, reveló la experta.

5. Tienes o tiene secretos que no se atreven a revelar

Supongamos que recientemente saliste con tu ex pareja o has hablado con él y no tienes la confianza para decírselo. Esto podría ser tan solo el principio de un sinfín de sucesos que podrías mantener en secreto para evitar discusiones. Recuerda que la confianza en una relación es primordial para mantener la armonía y buena convivencia.

6. Alguno de los dos está lidiando con problemas de salud mental

Si están por contraer matrimonio y alguno de ustedes está pasando por algún tipo de tratamiento de salud mental, es importante que reconsideres la toma de esta decisión. Evidentemente, no estamos diciendo que sea motivo por el cual no debas casarte, pero sí debes espera un tiempo considerable para que se encuentre mucho más estable a nivel emocional. De lo contrario, eso se convertirá en una carga mental para ti.

“Tuve unos pacientes que entraron a terapia premarital un mes antes de la fecha de la boda y con cada sesión, el novio caía en un agujero cada vez más oscuro de depresión”, cuentó al sitio antes mencionado Laura Heck, terapeuta de parejas y creadora de la serie de terapia de parejas en línea ForBetter. “Contrató a un terapeuta individual que se especializa en depresión, quien le recomendó que ingresara a un hospital por unos días para proteger de las autoagrsiones. Esta fue una gran señal de alarma y el punto donde debería haber quedado claro que la fecha de la boda ya no era prioridad”.

“Las bodas pueden ser eventos estresantes; de hecho, una boda obtiene un 50 de 100 en la escala de unidades que te cambian la vida”, dijo. “Cualquiera puede sufrir un aumento en la ansiedad o cualquier condición preexistente; sin embargo, los pensamientos suicidas y los comportamientos de autoagresión deberían tener prioridad y detener la decisión de seguir adelante con la inminente fecha de la boda. Mi recomendación es posponerlo y llegar al fondo para saber de dónde vienen estos síntomas”.

7. Si alguno de los dos experimentó un cambio importante en su vida recientemente

La muerte de un familiar, mudanza de ciudad, cambio de trabajo. No es que debas decirle adiós a la posibilidad de contraer matrimonio, pero sí debes reconsiderar la fecha de la boda.

Ante esta situación, la experta Susan Pease Gadoua a HuffPost, terapeuta matrimonial y autora del libro The New I Do: Reshaping Marriage for Skeptics, Realists and Rebels (El nuevo ‘acepto’: cambiar el matrimonio para los escépticos, realistas y rebeldes), recomendó lo siguiente:

“Tratar de construir sobre una base inestable nunca es buena idea”, reveló “Una pareja con la que trabajé tenía conflictos debido a las consecuencias de la enfermedad del padre del marido, lo cual alejó al recién casado de su esposa. Aunque, por un lado, ella lo entendía, por el otro, lo resentía por lo mucho que él tenía que cuidar de su padre. Desde su perspectiva, ese debía haber sido su tiempo de recién casados”.

8. Es frecuente que tome en cuenta primero a otras personas y no a ti

Si cancela sus planes constantemente para salir con sus amigos porque “olvidó” que había quedado con ellos, quizá es señal de que ese hombre no es el indicado para ti. Está claro que no debe romper sus lazos de amistad, pero tú también eres parte importante de su vida y si cancela constantemente sus planes sin tener un control sobre estos, es muy posible que él no tome su relación con la suficiente seriedad.

“Las personas se casan por muchas razones”, reveló a HuffPost Aaron Anderson, terapeuta matrimonial y familiar. “No siempre se trata de amor. Asegúrate de que no te estás casando con alguien que esté contigo por conveniencia. Te tienes que asegurar de que eres una prioridad. No quieres ser la pareja comprensiva por el resto de tu vida o empezarás a sentirte como su tapete”.