Esto fue lo que sucedió la noche en la que Demi Lovato casi pierde la vida por sobredosis

 

Demi Lovato casi perdió la vida por una sobredosis que empezó el 24 de julio a las 4 de la mañana, cuando la cantante envió un mensaje de texto a su proveedor de drogas solicitándole que concurra a su casa, según informaron fuentes a TMZ, reseñó Infobae.

De acuerdo con el informante, esa noche la artista había estado en una fiesta en WeHo después de haber asistido a un cumpleaños en el Saddle Ranch ubicado en el Sunset Strip pero fue junto con su dealer que la famosa se excedió consumiendo libremente OxyContin (poderoso medicamento utilizado para el dolor) sobre papel aluminio.

La fuente con información de primera manó reveló a TMZ que el proveedor tenía costumbre de comprar drogas en México -sin conocimiento de Demi- y al parecer el OxyContin que consumieron estaba mezclado con Fentanilo, la misma droga que cobró la vida de Prince.

El traficante supuestamente huyó de la casa de la estrella cuando notó que Demi estaba acostada en la cama y respirando fuertemente. La fuente indicó que Lovato usaba los servicios del hombre desde el mes de abril.

A las 11:30 de la mañana una asistente de la cantante la encontró en estado inconsciente y le proporcionó Narcan, un medicamento utilizado para contrarrestar los efectos de un opioide.

Demi Lovato se encuentra internada en un centro de rehabilitación de drogas luego de haber sido hospitalizada durante dos semanas. La artista viajó junto a su madre el viernes pasado a Chicago por un par de días donde recibió tratamiento con un famoso especialista en adicciones.