Paciente causa incendio en hospital de Tenerife en España

El incendio que se declaró poco antes de las 21:00 horas en el Hospital de la Candelaria ha sido sofocado aunque los pacientes de la zona de Urgencias siguen desalojados hasta que terminen las labores de ventilación. EFE/Cristóbal García

 

La Policía investiga los motivos que llevaron a una mujer a provocar la pasada noche un incendio en el servicio de urgencias de un hospital de la localidad española de Santa Cruz de Tenerife (archipiélago atlántico de Canarias), que obligó a evacuar a decenas de pacientes del centro sanitario. EFE

Fuentes policiales señalaron hoy a Efe, que aún no se puede precisar las causas que motivaron a esta mujer de 51 años, que está detenida, a presuntamente causar el fuego, aunque según la prensa local pudo ser en protesta por el tiempo de espera en ser atendida.

A consecuencia del incidente, decenas de pacientes del servicio de urgencias han tenido que ser desplazados a otros centros, según informaron fuentes sanitarias, mientras que otros fueron reubicados en otras áreas del hospital.

El servicio de Bomberos confirmó que el incendio comenzó en la zona de urgencias pediátricas debido a la explosión de una bombona de oxigeno.

En ese momento se encontraban en ese área 160 pacientes, 10 de ellos menores, según indicaron los responsables del centro sanitario que aseguraron que ninguno de ellos resultó herido.

Todos ellos fueron uno a uno al exterior del hospital, donde el personal sanitario habló con ellos para calmarlos y les colocaron compresas con agua para que se refrescaran y oxígeno a quien lo precisó.

El incendio que se declaró poco antes de las 21:00 horas en el Hospital de la Candelaria ha sido sofocado aunque los pacientes de la zona de Urgencias siguen desalojados hasta que terminen las labores de ventilación. EFE/Cristóbal García
El incendio que se declaró poco antes de las 21:00 horas en el Hospital de la Candelaria ha sido sofocado aunque los pacientes de la zona de Urgencias siguen desalojados hasta que terminen las labores de ventilación. EFE/Cristóbal García