Presidente de Panamá considera grave la posible anulación de caso contra Martinelli

Foto: EFE/ Joan Mas Autonell

 

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, calificó este martes de “grave” la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia anule la causa que se le sigue al exmandatario Ricardo Martinelli (2009-2014) por presunto espionaje.

AFP

La preocupación del gobernante se da después de que la fiscal jefe, Kenia Porcell, denunció el lunes que el presidente encargado de la Corte, Hernán De León, se reunió con ella para advertirle que van a “tumbar” el caso.

“Es muy preocupante, delicado y grave la información que la procuradora (fiscal jefe) compartió con el país ayer y lo que le toca al país es estar vigilante de las actuaciones del sistema judicial”, dijo Varela a periodistas.

Porcell dijo que el pasado 30 de julio se reunió en su despacho con De León, quien le habría manifestado que el “caso RM (Ricardo Martinelli) se va a caer, lo vamos a anular, lo vamos a tumbar”.

Sostuvo además que De León le informó de presuntas grabaciones en su contra para presionarlo, lo que fue desmentido posteriormente por el magistrado. Porcell acudió este martes a la Fiscalía Metropolitana a rendir información sobre este caso, que ha causado un gran revuelo político en el país centroamericano.

“Lo conmino a que diga y repita públicamente lo que me dijo a mí en mi despacho (…) Tenemos que luchar contra la corrupción y el magistrado De León es quien sabe las circunstancias porque él me dijo: me grabaron, me grabaron”, dijo Porcell a la salida de la fiscalía.

Sin embargo, los abogados de Martinelli sostienen que la fiscalía, con las declaraciones de Porcell, pretende presionar a los magistrados de la Corte para que el caso no vaya a la justicia ordinaria, como han solicitado.

Martinelli es investigado por la Corte Suprema debido a su condición de diputado del Parlamento Centroamericano al momento de ser denunciado. El exmandatario, de 66 años, está acusado de espiar a unos 150 opositores a su gobierno, por lo que la fiscalía pidió contra él 21 años de cárcel.