Ángel Machado: El Zulia colapsó

Maracaibo, la primera ciudad de Venezuela en tener electricidad y la segunda ciudad suramericana en contar con un sistema eléctrico sólido y de vanguardia, desde el jueves nueve de agosto se convirtió en la primera ciudad #SinLuz de Venezuela, y es que el nueve de agosto quedará marcado en la historia de los zulianos, esa noche se registró un nuevo mega apagón
que dejó a cientos de familias a oscuras por más de 100 horas.

En una calamidad se ha convertido la falta de energía eléctrica, las familias zulianas vivimos un drama que parece no tener fin en medio de altas temperaturas, muchas veces la sensación térmica sobrepasa los 40 grados centígrados, y esto ha obligado a los ciudadanos a dormir sobre el techo de sus casas, bajo los árboles, en las aceras y hasta en las calles, es el mejor ejemplo de que el zuliano es una víctima de guerra.

Quienes lean esta columna y no estén en el Zulia en medio de esta catástrofe seguro se escandalizarán al saber que sectores de la capital zuliana y diversos municipios han pasado hasta más de 72 horas sin electricidad de forma continua, en otros el servicio eléctrico ha sido intermitente.

Parece que la dictadura se está ensañando con los más débiles, cientos de familias han pasado12 horas con luz y 12 sin ella, 18 horas con energía y dos con servicio eléctrico, en otros casos solo ha llegado la electricidad por minutos sin que hasta ahora haya un pronunciamiento oficial sobre lo que verdaderamente ocurre con el Sistema Eléctrico Regional.

Con tantas horas sin energía eléctrica, las neveras ya no pueden conservar la comida y decenas de familias han tenido que botar a la basura los alimentos que con tanto sacrificio habían podido comprar en medio de esta hiperinflación, podemos asegurar que a diario se desperdician siete mil kilos de carne; los aires acondicionados no pueden encenderse para mitigar el calor, la oscuridad no permite que los comercios, bancos y supermercados puedan operar con normalidad.

Los puntos de venta están colapsados, las estaciones de gasolina tienen colas interminables, los servicios de telefonía y de internet están fuera de servicio, hay fallas en la distribución de agua potable.

Todos los ciudadanos están agobiados por la penumbra y el intenso calor, mientras que Omar Prieto y el señor Luis Motta Domínguez, siguen escudándose en la teoría del sabotaje y de los terroristas para no aceptar su incapacidad para solventar la crisis eléctrica que ellos mismos crearon por la corrupción y la falta de inversión para mantener un sistema eléctrico en óptimas condiciones.

Al ritmo que vamos no podemos decir que pronto llegaremos al colapso del estado; no, hoy vivimos en el colapso y con la manera que el señor Prieto afronta la crisis, debemos afirmar con responsabilidad que la única forma de salir de este colapso es con un cambio de rumbo que le garantice al Zulia desarrollo.

Y con esto le hablo a todos los zulianos que lleva años sufriendo de escasez, de inseguridad, de apagones, que no basta con quejarnos por algunas redes o cuestionar a quienes tratan de hacer un esfuerzo por construir una salida. Si queremos que el Zulia cambie de rumbo, Venezuela también debe cambiar de rumbo y para eso necesitamos desempolvar las alpargatas.

¡Fuerza y Fe Venezuela!

@angelmachadove