El IESA advierte sobre la quiebra de Pdvsa

 Vista de una estatua del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, en la sede de la estatal Pdvsa , en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

 

El IESA considera que en el corto plazo no hay expectativas de una recuperación de Pdvsa y desde el segundo trimestre de 2018 la empresa petrolera estatal entró en franco declive y el éxodo en junio pasado de más de 1.000 técnicos especializados complicará más actividades de producción y refinación, publica TalCual

Autor: José Suárez Núñez

El panorama actual de la industria petrolera venezolana es de contracción y productividad, disminución de las inversiones en taladros, las exportaciones de crudos y productos, además de la deuda financiera que excede los 3.000 millones de dólares, es el inicio del informe del Instituto de Estudios Superiores en Administración (IESA) de agosto.

Este entorno empeoró mas en mayo pasado, cuando la firma estadounidense Conoco inició acciones legales para apoderarse de activos de Pdvsa, con un arbitraje de 2.000 millones de dólares, la que impide que la firma estatal venezolana, use sus terminales en el Caribe.

Esta situación causó un cuello de botella en los puertos venezolanos, en vista de que los despachos en las terminales se han suspendido, desviando en una reasignación de la comercialización de crudos y productos, además de una capacidad limitada para cumplir sus contratos de suministro, con los principales socios comerciales, en especial los asiáticos.

El embargo ha generado un impacto en la comercialización, afectando directamente el volumen de las exportaciones del país. Ademas de esto se prevé próximas medidas similares, en vista de la existencia de otros arbitrajes internacionales y posibles default, extendido en el pago de deuda externa.

Ademas, el complejo refinador de Paraguaná, con capacidad promedio para procesar 955.000 barriles diarios, presenta fallas recurrentes por falta de inversiones en las maquinarias, robos de activos y falla de servicios.

También la refinería de Amuay opera a 20% de su capacidad de 645.000 barriles diarios, actualmente a causa de la inoperatividad de algunas unidades. La disminución del volumen de refinación durante los últimos años, ha registrado una caída de 33% del volumen procesado en el 2011-2016, siendo el volumen de crudos procesado para el mercado doméstico el que tuvo mayor porcentaje de baja (34%).

Menos refinación y más importación

Desde el año 2013 se evidencian 3 años consecutivos del descenso en el volumen procesado por Venezuela, siendo el promedio de 1,85 millones de barriles diarios, 23% menor con respecto a 2011.

De acuerdo a las últimas cifras publicadas por BP ( British Petroleum) el volumen de crudo procesado de 513.000 barriles diarios en el 2017 es el mínimo histórico en los últimos 37 años, donde el promedio fue 971.000 barriles diarios

La refinación actual del país es de 1,8 millones de barriles diarios y se debe a la falta de mantenimiento, lo que significa una disminución de entre 20% y 40% de la capacidad instalada, lo que ha obligado a Pdvsa sa importar crudos livianos para cumplir con sus operaciones.

En diciembre de 2017 se importaron 221.000 barriles diarios, registrando un incremento de 19% respecto a enero del mismo año 2017. En abril de 2017 se registro un pico de importación de EEUU de 326.000 barriles diarios. En términos monetarios costó 5.400 millones de dólares y fue el equivalente al 45%, de las importaciones totales del país en 2017.

Analizando las importaciones de productos de Estados Unidos durante el pasado 2016-2018, Venezuela importó 84.000 barriles diarios de productos (aceites y gasolinas) sin terminar para mezclas con crudos procesados, equivalentes a un incremento de 93% en relación a 2010-2012.

Siga leyendo TalCual