Incertidumbre en los venezolanos ante los nuevos rumbos de la economía

Un trabajador de estación de servicios muestra los billetes de 100 bolívares este 14 de agosto de 2018. / AFP PHOTO / Federico PARRA

 

Más llenos de dudas que de certezas, el sancristobalense de a pie que ha tenido que tomar las duras elecciones de la economía, más por el deslave de las circunstancias, que por la curiosidad o necesidades de una estrategia de negocios, espera la aplicación del nuevo cono monetario este lunes 20 de agosto, que por lo anunciado por el Gobierno Nacional, significará el principio de la recuperación de la economía, publica La Nación.

Nadie en el Táchira ha tocado ninguno de los nuevos billetes, sin embargo, ya se rumora que en Cúcuta ya han llegado fajos de los mismos, aunque no se sabe porque vía, ya que difícilmente eso pueden hacer un banco comercial o un particular.

En una de las imágenes aparecen los paquetes de billetes dentro de una burda caja de oficina, al lado de un viejo escritorio. Todo dentro de una escenografía poco bancaria, y una manera poco segura de embalarlos.

En alocución nacional del lunes 14 de agosto, el presidente Maduro despejó algunas de los interrogantes que todavía acompañan a la unidad contable, una de las cuales es la circulación paralela del Bolívar Fuerte, aunque despertó otros relacionados con el anclaje del salario a la moneda virtual el Petro.

Incertidumbre en las calles

Una encuesta en las calles de San Cristóbal demuestra que lo que impera es la incertidumbre, especialmente en lo que respecta esos productos que al detal, u otros como el pasaje urbano y la gasolina, apenas si superan la denominación mínima de llamado Bolívar Soberano.

En cada respuesta no solo se confirmaba el conocimiento sobre este tema en específico sino a una panorámica de la situación general de la economía del país.

Nancy Chacón lo que apenas sabe es que “le van a quitar ceros a la moneda, y eso significa más pobreza, ya la moneda no tiene valor, y a nivel internacional ella no representa nada”.

Para María Eugenia Torres “es lo peor que le ha pasado al país porque es otra devaluación más. Tenía cinco meses fuera del país, y acabo de llegar y veo que esto está peor, peor. Esto en vez de ir adelante, va para atrás esto da tristeza. Yo soy docente con maestría, y estaba trabajando para la Gobernación pero mi sueldo era tan bajo que me tocó buscar oportunidades fuera del país. Me vine porque tengo que arreglar mis papeles para ejercer en el exterior

Con esa experiencia en otros países, obligatorio era pedirle a Torres que estableciera una comparación: “no hay gran diferencia, porque lo que tú te ganas aquí en un mes de trabajo, allá te lo ganas en un día”.

Jairo Zambrano más que las palabras dispuso de los gestos para manifestar su desconsuelo, a los que agregó luego de un rato de silencio: “mírenme, como estoy aquí pensando nada más”…

¿Pensando en qué?

–En todo.. que más se puede esperar. Nos tienen más enredados. Imagínate que ya los precios de los productos están ( llevados a Bolívares Soberanos) con dos ceros, con tres ceros… ¿a dónde iremos a parar con la inflación? Todo esto no es sino una manera de entretener a la población.

Aunque ya el presidente de la República Nicolás Maduro aclaró que el “viejo y el nuevo” cono monetario cohabitarán, las interrogantes persisten sobre como incidirá en los precios originales susceptibles a ser “redondeados”, y por lo tanto, a ser encarecidos.

Norkis Román se pregunta: “¿qué va a pasar cuándo paguemos el pasaje? ¿qué nos van a dar de vueltos? No sé que irá a pasar en este país con el nuevo cono monetario. Si estamos enredados con el actual cono monetario; ahora con el que viene ¿van a funcionar las dos unidades contables? ¿estarán vigente los billetes de cien, quinientos, mil, dos mil y cinco mil? ¿Y cómo obtendremos las nuevas monedas, por ejemplo, las de 0,5 que equivale a la de cincuenta mil bolívares fuertes, y si doy una para el pasaje, me restituyen la diferencia, o es que el pasaje va a costar 50 mil bolívares? ¿En cuánto va a quedar un salario mínimo? Si un pan vale hoy un millón seiscientos mil ¿cuál es su precio al convertirlo? Ahí es donde entra en juego los comerciantes, ¿si dicen que por los “ceros y tal… un producto de 12,5 mil pasa a 13 mil? Esto va a ser una locura total más de lo que estamos ya..

Para el académico Otto Rosales “vamos a darle al Gobierno el beneficio de la duda y consideremos que con esta medida se estabilice algunas de las crisis a que por culpa de sus malas políticas hemos llegado, en una especie de callejón sin salida. Pero sentimos que acorde con esto lo ideal hubiese sido desde antes una política sensata de inversión y ahorro para no caer en esta etapa de absoluta catástrofe. Como eso no se dio, yo pienso que la Venezuela que estamos viviendo, es una Venezuela que está dando “palazos”; por eso yo pienso que el Gobierno debe dar luces que le permitan al ciudadano saber qué va a hacer con su sueldo, para qué le van a servir esas nuevas medidas. Yo siento un poco improvisadas sus políticas en materia económica, si por ejemplo se pudiera contener los precios eficientemente, entonces el cono llegaría como algo oportuno; pero como no hay confianza entre la población, ésta reacciona de manera desesperada, y no se puede lograr los cambios esperados”.

Por Freddy Omar Durán