Mujer raptó a bebé de seis meses para decirle a exnovio que era su hija

Wendy María Castro con su hija en brazos. / Foto: Johnny Olivares

 

Alrededor de seis meses, según las autoridades, duró el engaño de Keila García García a un soldado profesional con el que tenía un romance y al que le hizo creer que producto de esa relación había nacido una linda niña. Todo el entramado se cayó este miércoles luego de que las autoridades policiales, en especial el Grupo Gaula, detuvieran a la joven de 22 años en el barrio Vista Hermosa, de Soledad, con la pequeña que presuntamente le robó a una amiga para tal fin, reseñó El Heraldo.

El subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Engelbert Grijalba, entregó detalles del caso que fue reportado desde la noche del martes anterior por la madre de la menor. A las 10:00 de la noche de este día, la mujer alertó a unos uniformados de que su pequeña había sido raptada luego de ir a buscar a su bebé y no hallarla en el domicilio de su amiga.

De acuerdo con el oficial, la madre de la niña y la supuesta raptora habían entablado una amistad desde hacía algún tiempo, por lo que era usual que la bebé de seis meses de nacida permaneciera temporalmente en brazos de García García.

Sin embargo, según la investigación de la autoridad, la mujer se tomaba fotos con la menor para mostrárselas a su pareja y hacerla pasar como la hija de ambos.

“García tenía una relación bastante cercana con la madre de la menor, pero lo que esta no sabía y se supo en medio de la investigación es que ella se tomaba fotos con la niña para mostrárselas a su pareja sentimental, simulándole que era su hija. Cuando el soldado quiso conocer personalmente a la niña, la mujer tomó la opción de llevársela y presentársela a los padres y a su pareja, después de esto es cuando la encontramos”, explicó el subcomandante de la Mebar.

La entrega de la menor a su progenitora se dio ayer en horas de la mañana en las instalaciones de la Estación de Policía de Soledad, luego de que la pequeña fuera sometida a una valoración médica en la Clínica de la Policía.

“No teníamos desconfianza ni nada con ella, hasta ayer (martes) en horas de la noche me dijo que le prestara a la bebé que se iba a tomar fotos, luego fui a su casa a tocarle y ella no estaba… a las 10:00 de la noche llamé a la Policía y gracias a Dios mi hija ya está con nosotros”, manifestó en rueda de prensa Wendy María Castro, madre de la bebé y de nacionalidad venezolana.

“Yo creo que no lo hizo con mala intención, ella desde que nació la niña ha estado con nosotros… ella le dijo a las autoridades que cogió a la niña y se fue a donde el novio y a una amiga a enseñársela porque querían ser los padrinos de mi hija”, agregó Castro antes de irse con su hija del Comando de la Policía.

Pese a ello las autoridades señalaron que la mujer que se llevó a la menor será procesada por secuestro simple.

Hasta en la tarde de ayer la mujer aprehendida se encontraba en la URI de Soledad, en proceso de individualización, en entrevista con defensor público y en actos urgentes.

Caso similar

El pasado mes de julio la Policía detuvo casualmente en Soledad a Angélica María Coronado Cantillo, señalada de raptar en el corregimiento de Salgar a una bebé de 7 días de nacida.

“Yo quería al bebé conmigo, cometí un error y estoy asumiendo las consecuencias…Sinceramente, lo que yo diga ahora mismo no va a tener justificación. Sé que cometí un delito, pero jamás pensé en nada malo con esa bebé”, mencionó la mujer, en medio de las audiencias.

Por este hecho, la Fiscalía Primera Especializada Gaula le imputó a Coronado el cargo de secuestro simple.

En dicha diligencia, la representante del ente investigador leyó un testimonio entregado por la pareja de la detenida, Orlando Jiménez Pérez, en el cual este mencionaba que se le había ocultado que su mujer había perdido un bebé desde el sexto mes de gestación y que ella misma calculó la fecha de parto para hacerle creer que lo había parido.

“Ella me dijo el 10 de julio que había dado a luz, yo no pude asistir porque me encontraba trabajando, tampoco insistí en incapacitarme porque ella me dijo que en la clínica no admitían hombres y supuestamente estaba acompañada de su mamá”, leyó la delegada de la Fiscalía de la declaración entregada por Orlando Jiménez.