Las fotos que muestran cómo vive “La Madame” en la cárcel de Cartagena

 

Compartiendo celda con tres internas más vive Liliana del Carmen Campos Puello, alias La Madame, la mayor proxeneta de Cartagena, en la cárcel de mujeres de San Diego. Sus compañeras han revelado a medios nacionales que luce triste y preocupada por sus hijos, a quienes tuvieron que retirar de su colegio porque estaban sufriendo de matoneo, reseñó Infobae.

Después de pasar la vida en lujosos yates y extravagantes fiestas en fincas y con fajos de billetes en sus bolsillos, La Madame pasa sus días en un caliente centro penitenciario en el centro de Cartagena. Para hacer más amena su estadía, dicen que decoró el espacio con rosas que le han llevado sus amigos y familiares.

La celda en la que está ubicada La Madame, junto a tres reclusas más

A Campos Puello le imputaron cargos por delitos de trata de personas, concierto para delinquir e inducción a la prostitución de menores de edad. Ello luego de comprobar que era líder de una red de proxenetismo que ofrecía servicios sexuales en Colombia y en otros países del Caribe, por la que cayeron 18 personas más.

El Espectador reveló algunas fotografías de la celda N°1, donde comparte estadía con otras reclusas sentenciadas por los mismos delitos. Una de ellas contó al medio que La Madame vende mecatos (snacks) para obtener algo de dinero y usarlo para comprar sus objetos personales de aseo en el penitenciario.

Uno de los patios de la cárcel de mujeres de San Diego, en Cartagena, Colombia

Además, aseguran que la mujer no se pierde ninguna emisión del noticiero nacional para conocer cómo va su caso y la situación de los integrantes de su equipo. Sin embargo, el director de la cárcel, Jaime Domingo, confirmó que La Madame será trasladada a otra prisión por las condiciones de deterioro que presenta la de San Diego.

 

Biblioteca del centro de reclusión de La Madame

 

“Cuando cualquier mujer llega a esta cárcel, así haya sido bombardeada por la prensa y la sociedad, todas la recibimos con respeto. Por ejemplo, a La Madame, aquí no la llamamos así, como le dicen en los medios, aquí la tratamos por su verdadero nombre, Liliana”, dijo a El Espectador la representante de las internas, Paola Maldonado.