José Luis Pirela: Alumbrones

REUTERS/Marco Bello

 

El sistema eléctrico nacional es una fotografía inocultable de cómo funciona el país: un desastre!.

Durante los debates de la AN en el hemiciclo y en el Zulia señale que Venezuela se apaga y comenzó por nuestra región, estando está en la cola del sistema interconectado nacional.

En las ultimas 2 décadas, una pandilla de malhechores, encabezada por una catorcera de malos ministros dilapidaron 70.000 millones de dólares, en una inversión tan mal ejecutada que ni siquiera le dieron mantenimiento a la infraestructura existente. Cuando nos referimos a malos ministros: todos recodarnos los 100 días de Chacón, los 2 meses de Ángel Rodríguez en el cargo y ese bufón de las cavernas que ostenta hoy el cargo: Luis Motta Domínguez, cuya mediocridad es solo comparable con las dantescas mentiras y plazos de solución al problema.

Los Zulianos ocurrentes hasta en la adversidad estamos viviendo un infierno y no se habla de apagones sino de alumbrones, para referir las múltiples zonas donde pasan más horas sin servicio eléctrico que con servicio. Estamos sufriendo la oscuridad con calor impuesta por la negligencia y la corrupción del oscurantismo que gobierna.

Un gobierno serio le diría al país la verdad: El servicio eléctrico vive una falla de carácter estructural, se requieren 20.000 millones de dólares de inversión eficiente para solventar el problema y se anunciaría un plan de racionamiento con divulgación a fin de que los usuarios tomen sus precauciones, por lo cual nos preguntamos ¿se está utilizando este vital servicio para profundizar el caos?. La gestión de Motta Domínguez es tan mala que desaparecieron por arte de magia las oficinas de atención al público y las taquillas de pago. Ahora bien, continúan las interrogantes ¿ Es un gesto de decencia no cobrar un servicio que no se presta? ¿O temen ser un blanco de la indignación colectiva?.El deterioro del servicio se acelera en el país: Puerto Cabello, los Andes, Falcón y hasta algunas zonas de Oriente y Caracas han comenzado a recibir su dosis de Patria Oscura del Zar eléctrico.

Hace pocos días Néstor Reverol anuncio la detención de una banda de saboteadores y ladrones de material estratégico, lo curioso de esto es que no fueron identificados los presuntos detenidos, pasando ya varios meses con la parodia del saboteo y los apagones continúan.
Las consecuencias sufridas son por ejemplo: que los hospitales no pueden trabajar, las plataformas bancarias y los puntos de venta no funcionan, afectando el comercio que aun sobrevive, las estaciones de gasolina se paralizan y aumentan sus colas, la telefonía celular y fija enmudece, el maltrecho servicio de transporte se paraliza, se agudiza la falta de agua, las escuelas cierran sus puertas y otras deficiencias que sobrecargan la vida de ciudadanos en esta desgracia constante y creciente. Mientras esto acontece en la lujosa urbanización donde reside Omar Prieto no se va la luz.

El pueblo hasta ahora ha sido paciente y las protestas han sido esporádicas; esta actitud está a punto de cambiar frente a la burla y la amenaza oficial que ya se extiende por toda Venezuela en este ambiente de desidia y abandono.

Desde el Zulia al cogollo rojo le cantamos: Madre mía si en gobierno no ayuda al pueblo Zuliano tenéis que meter la mano y mandarlos pal infierno.


@joseluispirelar
Diputado a la A. N por San Francisco-Zulia.