Nicolás Maduro no logra que la economía le obedezca

Los pensionados tienen que hacer interminables colas para retirar efectivo / Foto: EFE

 

A fines de 2016 Nicolás Maduro dijo por primera vez: “Tenemos que gobernar la economía”. Su razonamiento era que si contra todo pronóstico había logrado mantenerse en el poder, también podría doblegar a las fuerzas económicas. Un eco lejano de aquella frase atribuida a Simón Bolívar: “Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”.

Por: Pedro Benítez | Alnavío

No importa que ningún historiador haya podido nunca corroborar la veracidad de esas palabras atribuidas por uno de sus enemigos al líder de la Independencia hispanoamericana; los apologistas de este las asumieron como ciertas y el chavismo las incorporó a su mitología.

Inspirados en ese mito, y con suficientes dosis de ignorancia y soberbia, el expresidente Hugo Chávez (con altos ingresos petroleros) y su heredero (sin esos ingresos) emprendieron una cruzada para poner a la economía al servicio de su proyecto de poder. Los resultados los estamos viendo.

Lee la nota completa AQUÍ