Domingo Alberto Rangel: Los defendidos de Thays y Jurate

Domingo Alberto Rangel @DomingoAlbertoR

Hoy quisiera participar positivamente en una discusión que se originó en el campo del liberalismo nuestro y que tiene como objeto a personajes más o menos conocidos, quienes frente al evidente fracaso del socialismo chavista decidieron dejar de lado sus creencias de toda una vida para unirse a quienes proponemos soluciones de mercado para nuestros problemas.

A esos personajes hay quien desde las redes los llaman peyorativamente “comunistas”, “socialistas” y cosas parecidas. Todo a nombre de un liberalismo que para una amiga querida, columnista y ancla radial… “no suele leer… ni el sudoku”.

Discutir si gente que antaño fue estatista y hoy día según ellos dicen comulgan con la realidad de los mercados, serían solo por su pasado “liberales de fiar o por el contrario nunca han dejado de ser socialistas”, y, responder atacando virulentamente a quienes postulan un aparthaid ideológico de por vida… modestamente me parece que es perder el tiempo.

Creo que más bien a esos nuevos conversos a la realidad de los mercados hay que tenerles paciencia como recomendaba El Chavo… eso sí, en vez de hostilizarlos cabe urgirles a que esos ciudadanos desde sus experiencias de vida… le sean útiles a las ideas que ahora predican.

Por ejemplo esos ex adecos, copeyanos arrepentidos, antiguos masistas, comunistas o hasta chavistas que saltan la talanquera, cabe exigirles que si realmente han abjurado del socialismo que empobrece… abandonen entonces las inútiles prácticas, incluso meramente declarativas, que durante los últimos años han usado los socialistas del gobierno y los socialistas de la oposición con los cuales no vale la pena unirse aunque la señora Júrate Rosales, por razones comprensibles, reviente.

Estos liberales de nuevo cuño perfectamente pueden desde sus columnas de prensa, cátedras universitarias, redes etc. ayudar y mucho lo harán si en vez de tomar la última barrabasada del gobierno para declarar inconformidad ante la prensa… como viene haciendo la oposición colaboracionista desde hace 20 años… comienzan más bien a informar a las mayorías sobre las nuevas soluciones, distintas al socialismo, que en un futuro cercano se han de llevar a la práctica para salir del tobogán de la miseria.

Por ejemplo, uno de los verdaderos problemas nacionales no es que los pensionados puedan o no sacar de los bancos sus haberes en un solo día… eso se sabía que no iba a pasar… como que se sabe que para salir del actual atolladero se debe cambiar el gobierno… pero… que también con eso no basta.

Tan importante como cambiar de Presidente sería acabar con la práctica de todos los gobiernos venezolanos desde los años setenta del siglo pasado, irresponsables, la cual se traduce en que el ejecutivo gaste más dinero fiscal del que ingresa a las arcas nacionales.

Ese sería un tema que los nuevos liberales desde su experiencia bien podrían atacar y así serían muy útiles a la nueva patria.

Otro, la independencia del Poder Judicial, requisito previo a que funcione un gobierno liberal o una economía de mercado en Venezuela. Que es vital a los fines de parar el empobrecimiento pero que ni el presidente Maduro ni la MUD o sus clones nuevos, anteriores y futuros siquiera lo mencionarán como prioridad.

Ideando una transición en ese sentido bien podrían ayudar los nuevos liberales, lo sean o no, con sus experiencias como abogados, funcionarios y periodistas, si tan solo se dedican a este tema y de esta manera seguiríamos construyendo una gran coalición pro mercado, capaz de cambiar de gobierno y del desastroso rumbo que lleva la sociedad venezolana.

En materia económica más que reclamar “los billetes de los viejitos”… ignoro qué buscan periodistas y politiqueros, con esa manía de minimizar a los pensionados llamándolos con un diminutivo… cabe reclamar sin parada ni piedad… el cese del control de precios y de cambios aunque ya ni Fedecamaras exige… ellos sabrán las razones… la salida de las alcabalas de todas las vías donde militares y policías roban a productores y pasantes… y en materia de permisería estos nuevos liberales bien pueden acompañarnos exigiendo el cese de los burocráticos, corruptos y decepcionantes permisos de exportación e importación.

En vez de hostilizar a los nuevos liberales yo prefiero que trabajemos al alimón…

Eso sí: Si estos nuevos liberales que la amiga Thays Peñalver defiende no piensan que es importante tener un Poder Judicial independiente de la política, serio, justo y eficiente.

Si no creen que sería importantísimo tener un Poder Electoral diametralmente distinto, sobre todo en lo moral, al que regenta la señora Lucena.

Si piensan que el control de precios y de cambios es indispensable para que en el futuro gobierne un liberal y no lo derroquen.

En ese caso sería mejor que regresen a sus militancias anteriores y que me perdonen Thays y Jurate.