Se niegan a trasladar al Mayor (Ej) Oropeza al Fuerte Tiuna desconociendo la orden judicial

 

El Mayor activo del ejército Rafael Oropeza continúa detenido en la sede de la Dirección de Contra Inteligencia Militar luego de habérsele dictado medida judicial preventiva de privativa de libertad el pasado seis de septiembre.

El tribunal cuarto de control de la circunscripción militar de guardia en La Guaira estado Vargas, a cargo de la juez Capitán de Fragata Yamileth Salazar Salazar, tomó la decisión luego que el Fiscal Tercero con competencia nacional primer teniente Elber Montero Mendoza le precalificara los delitos de traición a la patria, rebelión militar, instigación a la rebelión, y desobediencia, y ordenara como sitio de reclusión la prisión militar de Fuerte Tiuna a la cual aún no ha sido trasladado.

Lapatilla.com tuvo acceso a una alta e importante fuente castrense para indagar más sobre la aprehensión del Mayor activo quien además es piloto. El informante señaló que la detención de Oropeza inició como un “secuestro” y no descarta “el montaje de un expediente, tras una presunta extorsión”, indicó.

El informante relató cómo habrían sucedido los hechos. Todo comenzó el pasado 31 de agosto, cuando supuestos funcionarios del “Sebin”, todos vestidos de negro, habrían llegado a plena oscuridad de la noche a la urbanización Miranda del municipio Sucre, específicamente a las residencias Riazor. Eran casi las 11 de la noche cuando los sujetos con armas largas alegando “un secuestro en progreso” irrumpieron en el inmueble, voltearon las cámaras de seguridad, intentaron ingresar por un muro, hasta que luego de inclusive equivocarse dentro de una de las torres, llegaron al apartamento del castrense.

Los hombres de negro tocaron la puerta, entraron al apartamento, ahí solo estaban Oropeza, un sobrino y su esposa Carmen Sánchez. No hubo exposición de orden de allanamiento ni de aprehensión, solo mostraron una foto del efectivo desde un celular, los sujetos se apropiaron de varias pertenencias, removieron y se llevaron objetos que al final cita el informante “no aparecieron en el acta tras la cadena de custodia”.

“Amenazaron que si no abría la puerta la tumbaban e iban a disparar. Inutilizaron los ascensores, dejaron en la planta baja como a diez hombres y el resto subió a buscar a Rafael a su apartamento, él abrió la puerta y le preguntaron si era el mayor Oropeza, que tenían que acompañarlos para que rindiera declaración, nosotros somos del Sebin, venimos por una orden presidencial y queremos que nos acompañe solamente para rendir declaraciones“.

De allí, no se supo del militar activo sino hasta el miércoles cinco de este mes, que lo entregaron a la Dirección General Contra Inteligencia Militar, y lo presentaron ante el tribunal militar el día siguiente, luego de presiones por parte de personajes del poder público nacional.

Por su parte los organismos de inteligencia siguen buscando bienes de Oropeza y de su esposa para incautarlos. El alto informante de la FAN también señaló que continúa la búsqueda de otros compañeros de armas del piloto de distintas jerarquías.

No descarta la fuente, el hostigamiento a su esposa, otros familiares y amigos del detenido.