Precios de la carne no cubren estructura de costos de producción, alerta Fedenaga

Estantes vacíos en un supermercado en San Cristobal, Venezuela  REUTERS/Carlos Eduardo Ramirez

 

 

Los nuevos precios de la carne, fijados de manera unilateral e inconsulta con los gremios ganaderos tradicionales, no compensa la estructura de costos que existen en el sector, donde muchos de los insumos se están adquiriendo con dólares en el mercado paralelo, aseguró Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos.

Recordó que en estos momentos la producción nacional, solamente puede atender un 40% de las necesidades del país, debido a la falta de incentivos, ya que en la década de los noventa, la producción nacional aportaba el 97% de la carne que se necesitaba en el país.

“Hay una Gaceta con unos precios, pero esto se hizo sin consultar a los sectores cárnicos , por supuesto no dio respuesta a las expectativas que existían entre todos los eslabones de la cadena, ni se tomaron en consideración nuestros costos de producción, no nos olvidemos que la carne más económica de toda América Latina está en Venezuela, pero el problema del deterioro del poder adquisitivo de los consumidores, les impide tener acceso a este proteína como en épocas pasadas cuando el consumo era de 24 kilos per cápita al año”.

Admitió que los ganaderos deben contribuir a que el consumidor venezolano pueda tener acceso a la carne de calidad, pero se requiere que se le dé la atención adecuada a los sectores para que incrementen la producción y esto permita que el venezolano vuelva a consumir los 24 kilos de carne cada año, además esto les permitiría vender en los mercados internacionales para traer divisas, y de alguna manera diversificar la economía.

Señaló que ante la crisis que hoy se vive en el país, los ganaderos se están comiendo los semovientes, se está dejando de hacer mantenimiento y buena parte de los insumos se adquieren con divisas obtenidas en el mercado paralelo, de tal manera que no hay posibilidades que el sector pueda subsistir con los precios que se han fijado.

“Necesitamos que las autoridades revisen los precios fijados, y periódicamente lo hagan, porque estamos en una economía hiperinflacionaria que impacta no solamente a los productores pecuarios, sino a todos los que integran la cadena cárnica. Creemos que podríamos manejarnos con un precio de la carne de 1 $/kg, pero a la tasa a la cual nosotros compramos los insumos, ya que esto mantendría medianamente a los productores agropecuarios en las unidades de del campo, produciendo alimentos y sin olvidar que un kilo de carne fuera de las fronteras, cuesta más de 3 dólares”, señaló Chacín en entrevista televisiva.