Maura Lucy Abraham Marín: La retinopatía sí tiene solución

 

El mundo es muy complejo y diverso, lleno de polarizaciones. Lleno de adversidades, problemas y enfermedades. Inclusive hasta en el momento de nacer.

Nota de Prensa

Maura Lucy Abraham Marín, es una médico oftalmóloga, fundadora y presidenta de la Pastoral Social del Colegio Nuestra Señora del Valle, en la Isla de Margarita, Venezuela, enfocada en la acción solidaria, no sólo en pro del más necesitado, también de espíritu inquebrantable ante las necesidades de todo ser vivo, como Protección Integral Animal (P.I.A.) institución fundada por ella y su familia que desde hace muchos años rescata, esteriliza, protege y da asilo a cientos de animalitos de calle. De estas dos actividades filantrópicas ejercita sus cualidades humanas.

Abraham Marín entró en la Universidad Central de Venezuela, con solo dieciséis años, y su postgrado de Oftalmología lo logró con honores. También el de Salud Pública, y cursó en La Universidad Autónoma de México, la especialidad de Retina y Vítreo, y además un postgrado en Ultrasonido Ocular, postgrado que cuenta con un reducido grupo de profesionales de esta especialidad. Su tiempo en la India para hacer su cuarto postgrado en Facoemulsificación, experiencia determinante en su concepto de solidaridad y ayuda, la preparan para el más exitoso ejercicio profesional, que la llevaría a Aruba como asesora para las patologías de retina de ese país.

Consciente de la necesidad que existe en Venezuela y en especial en la Isla de Margarita, de un profesional de Retina y Vítreo inexistente en la región insular, decide volver a su país y a su hogar. Allí, funda en Porlamar, la Clínica de los Ojos Juan Pablo II, con tres socios unidos en el propósito de prestar a los Neoespartanos un servicio integral de la solución de las patologías de la visión, destinados a personas de escasos recursos. Realiza paralelamente un nuevo postgrado: Especialidad en Medicina Anti-envejecimiento en la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado, Academia Latinoamericana de Medicina Anti Envejecimiento que la preparara para ayudar a sus pacientes en tener una mejor calidad de vida durante la tercera edad. Más tarde, empieza a visitar el Hospital Luis Ortega, es el sitio donde nacen y se atiendes todos los niños prematuros del estado, sólo allí hay incubadoras, descubre con pesar, que hay muchos prematuros que han perdido la visión en forma permanente ya que esta patología debe atenderse en forma emergente, antes de que sea demasiado tarde e irreversible.

Visión y Esperanza

Maura Lucy Abraham Marín, creó y actualmente lidera “Visión y Esperanza”, con el fin de motivar a los profesionales de la neonatología, a salvar estos bebes de la ceguera de por vida. Los capacita para hacer el diagnóstico, se contacta con retinólogos en Caracas, viaja con los bebés y sus familias en busca del láser adecuado para esta cirugía, que no existe en la isla, se operan muchos, se controlan en su clínica nada tiene costo para los padres y familiares de los pacienticos, que son generalmente personas de escasos recursos enfrentados a un problema muy triste que escapa de su capacidad de solución son inocentes víctimas de un sistema cruel. Los resultados son su mejor recompensa. Gracias a su esfuerzo existe una cadena de profesionales que están capacitados para hacer el diagnóstico y luchar porque aun dentro de la enorme crisis que vive Venezuela, al menos logren salvar sus ojitos. Sobre la retinopatía del prematuro, conversamos brevemente con la especialista, Maura Lucy Abraham Marín:

-¿Pero, qué es la retinopatía prematura?

-La Retinopatía del Prematuro es una patología que sucede en los ojos de algunos bebés prematuros, que si no es diagnosticada y tratada a tiempo puede llevar a complicaciones graves incluso ceguera.

-¿Afecta a todos los bebés prematuros?

-Afortunadamente no se desarrolla en todos los prematuros, pero los que están en mayor riesgo son aquellos que tengan una o más de estas características: peso al nacer menor a 2,500 gramos, duración del embarazo menor a 32 semanas, y/o haber sido expuesto a altas concentraciones de oxígeno en incubadora por tiempos prolongados.

-¿Qué podemos hacer para prevenir la retinopatía prematura?

Lo más importante es la prevención de un parto prematuro, un bebé prematuro sufre de muchas deficiencias y patologías que pueden ser graves, cada día que el feto pase con la protección sabia y eficiente en el vientre materno se perfecciona y madura para estar más preparado para nacer y vivir. Así que toda embarazada debe hacer énfasis en un adecuado control de su embarazo. Seguir las indicaciones médicas, no fumar, no tomar alcohol ni usar drogas estimulantes, tener una alimentación adecuada, caminar, ser feliz con ese regalo de Dios.

-¿Y cómo se trata la retinopatía?

-Depende de la severidad y la conducta puede ser solo revisiones periódicas usualmente semanales, o si ya hay proliferación de vasos sanguíneos la aplicación de crioterapia, láser, inyecciones antiangiogénicas o incluso cirugía. La cirugía se reserva para casos muy avanzados. Lo importante es hacer el diagnóstico y vigilar la evolución para poder tener un pronóstico. Es muy importante crear conciencia de que esta es una enfermedad real que si bien no afecta a todos los recién nacidos prematuros en igual frecuencia y severidad es tan devastadora causando ceguera que es muy importante realizar la pesquisa y el seguimiento desde la terapia intensiva neonatal. Si un recién nacido prematuro es diagnosticado con retinopatía de la prematuridad y recibe un tratamiento oportuno, antes de que la retina se desprenda, hay una alta probabilidad de que el paciente conserve una visión útil para su vida.

-¿ Niños prematuros y personas de la tercera edad son grupos de su interés?

Si, los niños prematuros y las personas de la tercera edad son muy de mi interés, tanto en la investigación como en la acción profesional. Ambos extremos de la vida son susceptibles a desarrollar problemas en la retina. Me preocupa mucho que un niño prematuro tenga patología de retina pues de no corregirla puede conducirlo a una vida sin luz ni color; también me parece muy triste que las personas de la tercera edad pasen sus últimos años sin visión o con gran deficiencia de ella a causa de retinopatía relacionada con la edad, por eso cursé mi postgrado de anti-envejecimiento, porque el organismo envejece en forma integral y los ojos son afectados por esta condición y controlando en forma eficaz el envejecimiento las personas de edad avanzada tendrán mayores posibilidades de una mejor visión.

mail maura.abraham@gmail.com instagran @mauraabraham