Paparoni: El Ejecutivo mantiene la preferencia para la importación de alimentos sobre la producción nacional

Foto: EFE

 

El parlamentario electo por el estado Mérida, Carlos Paparoni, señaló que con lo que el gobierno nacional invirtió en seis meses para la importación de alimentos, los productores venezolanos hubiesen producir suficiente comida para cubrir la demanda nacional por ocho meses y medio.

“Desde enero hasta junio del 2018, el Estado importó 27.166.142 cajas CLAP por el valor de $1.521.303.960, lo que alcanza para doce días de comida para la población total. Si ese dinero en vez de mandarlo a otros países se hubiese utilizado para invertir en Venezuela, en la producción local, hubiésemos producido 7.606.519.800 kilos de comida, lo que equivale a casi nueve meses de alimentos para los venezolanos,” destacó Paparoni.

Además, el líder merideño reiteró que la única solución para la crisis alimentaria en Venezuela es incentivar la producción nacional. “La estrategia efectiva para combatir el hambre, la desnutrición y el desabastecimiento de alimentos en Venezuela es incentivar la producción nacional y lo Hecho en Venezuela, no se le puede seguir dando prioridad a las importaciones mientras nuestros campos no estén productivos”.

El parlamentario que lleva una campaña para el desarrollo de la producción nacional, “Hecho en Venezuela”, señaló que esto es solo un ejemplo de como el campo es la solución a la crisis agroalimentario, pero que mientras el gobierno insista en importar y dejar por fuera a los productores, “en el país habrá mayor desabastecimiento, inflación y escasez.”

Carlos Paparoni, quien presentó la Ley de Emergencia Alimentaria para la nación, recordó que el campo es la solución a la crisis agroalimentaria que sufren los venezolanos. Hace meses presentó este proyecto que contempla la atención de la población más vulnerable (niños menores de edad, mujeres embarazadas y adultos mayores), la recuperación de la producción nacional y el mapeo de puertos y aduanas para establecer convenios para aumentar la entrada de alimentos y medicinas a Venezuela mientras perdure la crisis humanitaria, con lo que se acabaría el desabastecimiento, la hiperinflación y la escasez de alimentos en el país”.

 

Nota de prensa.