Me lo dijo un pajarito | El espejo roto, por Yrmana Almarza

Yrmana Almarza @Yrmana

Maduro y la extorsión… El hombre se devora y se depreda así mismo. En Maracaibo las personas que han recibido algún beneficio del Gobierno en los últimos 18 años, como vivienda por ejemplo, están recibiendo llamadas en nombre del Presidente de la República, Nicolás Maduro. Según la persona que llama, el Presidente Maduro le ha seleccionado para que reciba un beneficio gratuito, totalmente gratuito de parte de la Revolución Bolivariana. Luego del saludo patriota y socialista, la persona que se hace llamar “Rector General de Hábitat y Vivienda” y responde al supuesto nombre de “Licenciado Williams Rodríguez”, le informa que los premios que está entregando el Presidente Maduro son productos de línea blanca, materiales con mano de obra incluida para las casas o un vehículo centauro, cuatro puertas, color blanco. ¡Qué específicos, verdad! El “Licenciado Rodríguez” le pide al que recibe la llamada, tres referencias que sean vecinos y específica que estos vecinos sean empresarios o emprendedores y entonces empiezan a pedirle los datos de estos vecinos que van a ser sus fiadores para recibir “el regalo que te manda el Presidente Maduro”. Piden nombre completo del vecino, estado civil, nombre y número de hijos porque al servir el vecino como fiador de tener hijos los niños van a recibir el beneficio escolar a través del Carnet de la Patria de sus padres, la dirección exacta y el color de la casa, piden los datos del vehículo del vecino y dónde trabaja, dónde queda su negocio, cuántos empleados tiene ese vecino y por supuesto, el número de teléfono del vecino. La persona, que se supone es revolucionaria porque vive en un urbanismo de la Misión Vivienda o rueda en un carro de la Misión Transporte, en medio de esta Venezuela donde lo que hay es malas noticias y el día a día se ha vuelto un escalar la montaña desde cero cada mañana y todo el tiempo, cree que por fin le llegó el día de su suerte y le dice al “Licenciado Williams Rodríguez, Rector General de Hábitat y Vivienda” hasta el nombre de la mascota de los vecinos. “El Rector” le da una fecha para que no salga de la casa, para que ese día no se mueva, para que ese día, que es exactamente siete días después de recibir la primera llamada, espere a la Licenciada Katerine Jao y a la Abogada Ana Paredes, quienes son las responsables de hacer la visita social. A ellas las acompañará el Capitán Arrieta, quien según “El Rector”, es “el custodio del regalo que te está dando totalmente gratuito nuestro Presidente Maduro, camarada”.

El número del que llaman… TENGAN MUCHO CUIDADO CON EL 0414-798.64.01; y no si fuera suficiente, “El Rector” da otro número para que lo guarden e indica que es su número personal y piden que los dos números los guarden en sus contactos, en su directorio telefónico para cuando él los vuelva a llamar a la semana para recibir “el regalo que te manda nuestro Presidente Maduro”. Este segundo número y que según es el personal, es el 0414-803.19.41. Prácticamente de inmediato, los vecinos reciben una llamada y comienzan a ser extorsionados y comienza a ser estafados y les indica que son los líderes negativos del pranato de las cárceles del oriente del país. Los invitan a pagar una suma mil millonaria; hasta dólares piden y comienzan la persecución telefónica de terror hasta que obtienen lo que quieren; las transferencias mil millonarias.

Son chavistas… y tiene que serlo porque de resto cómo se explica que tengan acceso a la base de datos de las personas que viven las casas de Misión Vivienda o las personas que han recibido un vehículo de la Misión Transporte. Me van a disculpar pero esa data no la maneja Manuel Rosales, Lester Toledo… tampoco la maneja Henrique Capriles ni Julio Borges ni Ramos Allup como para decir que sus operadores políticos están estafando al pueblo pobre que por pendejo cree que de verdad “pronto llegará el día de su suerte” y del cielo le van a caer carros, corotos, materiales de construcción y dinero.

Esto es denuncia pública… Como periodista hago uso de lo que los abogados definen como NOTICIA CRIMINI y hago pública esta denuncia. Diariamente los marabinos están recibiendo llamadas para ser extorsionados y estafados y las autoridades deben tomar cartas inmediatamente porque se está usando el nombre del Presidente de la República para cometer estas fechorías. Se está usando la majestad de la Presidencia de la República y se usa a los Ministerios de Vivienda y Hábitat, Transporte y otros para perpetrar las estafas.+

Y este es el reflejo… Lamentablemente estas cosas son las que nos hacen ver que el espejo de nuestra sociedad está roto. Alguien lo rompió. Alguna situación lo quebró. Algo lo fragmentó. Hoy nos vemos en la Venezuela de hoy de muchas formas frente al espejo roto. Hay un rostro de la Venezuela que a pesar de las adversidades no se amilana y sigue adelante, sigue haciendo cosas buenas, se comporta de manera decente, brilla en la oscuridad, hace el bien y no se detiene; esa es el país que aún se ve reflejado en el pedazo de vidrio entero que le quedó al espejo, en ese lado en el que uno se ve completo. Pero también está la Venezuela que se ve en los pedacitos rotos, la Venezuela desdibujada, la que sabemos que no se va a recuperar porque se perdió en los trozos quebrados del espejo, es pedazo del vidrio que te muestra tantas caras como pedazos rotos hay. Entonces queremos quedarnos con lo bueno, con el pedazo en el que aún nos vemos completo y nos olvidamos que los muchos trozos también somos nosotros y que el espejo en su totalidad aunque roto, nos muestra lo bueno y lo malo y lo más malo de este país. Hoy tenemos al hombre siendo lobo del hombre y es entonces cuando caemos en cuenta que nuestro vecino bachaquea gasolina pero es bueno porque nos da cola en su carro desde la casa hasta la salida o nos presta efectivo para el pasaje y no nos lo cobra o nos regala un kilo de algún alimento; es cuando caemos en cuenta que nuestro jefe hace negocios en dólares y se mete la bola de real, que es dueño de varias pulperías y todo lo vende carísimo y todos los días cambia el precio de la mercancía pero  no decimos nada porque cada semana nos da una bolsa de comida; es cuando caemos en cuenta que estamos haciendo trabajo político para un partido por una bolsa de comida o por una caja o por un teléfono y estamos vendiendo a todos los vecinos para que el partido sepa en qué andan y qué hacen; pero no caemos en cuenta que nosotros con nuestros silencio hemos permitido que crezcan los monstruos que hoy nos espantan y que ese silencio es el cómplice de que el vidrio se mantenga roto.

Miseria y miserables… Señor Gobernador hago de su conocimiento que en el sector Gallo Verde le han quitado el Clap a una anciana de 84 años. Se trata de dos hermanas, una de 98 años, sí, 98 años y otra de 84 años de edad que vive con la única familiar que tienen que es una docente de 56 años hija de la anciana de 84. En este hogar, desde el inicio del programa Clap, según las mismas disposiciones del Gobierno, corresponden dos cajas de comida para la protección integral de las ancianas. El consejo comunal de Gallo Verde liderado por Osneiro Chávez, determinó que una de esas ancianas no es merecedora de la caja Clap. La sobrina de la anciana afectada, tiene las pruebas de que la caja correspondiente a su tía, la bajaron junto a otras diez más, en una casa de un miembro del mismo consejo comunal. Esto ocurre Gobernador en la calle 99F de Gallo Verde. Ya que usted está yendo casa por casa entregando personalmente los Clap, déjese llegar por la calle 99F de Gallo Verde y revise qué es lo que está pasando en ese consejo comunal que tiene la cachaza de quitarle los alimentos a una anciana de 98 años, que no tiene hijos, que no tiene pensión y que lo único que tiene es a una sobrina que también es adulta mayor al tener ya 56 años de edad, hija de su hermana de 84 años.

En el Saren… Qué tortura la que deben vivir los venezolanos que buscan legalizar documentos para irse del país. Esta semana estuve en el Saren de Maracaibo, el que está a una cuadra de la Alcaldía y no menos de dos mil personas estaban allí para trámites varios. Da dolor ver el río humano que busca desesperadamente entrar a hacer una gestión para irse del país de manera legal, a pesar de tener cita electrónica para el día de su asistencia, pero lo que más dolor es ver una cola que pocos notan: la de retiro. La cola de retiro es inmensamente larga, va desde la puerta de entrada del Saren y le da la vuelta a la cuadra y puede llegar hasta la avenida El Milagro. En esas colas la gente duerme y llevan semanas, semanas de semanas yendo a preguntar si ya sus documentos están listos. Recibo de trámite en mano van uno a uno con el portero quien luego de revisar la fecha de realización le indica si su trámite está o no está listo y hay gente que lleva hasta seis semanas yendo a buscar por ejemplo, una legalización de partida de nacimiento. ¿A qué no saben qué es lo más cumbre? Que en la cola se pasean los gestores que se ofrecen para ayudar a que los documentos los certifique el Saren a cambio de una colaboración. ¡Así estamos en esta Maracaibo que se nos ha vuelto cruel!

Desde Colombia… quiero agradecer la lectoría que esta columna suma semana a semana en Colombia. Gracias a los hermanos venezolanos que leen “Me Lo Dijo un Pajarito” y gracias a los hermanos colombianos que también me leen. Igualmente aprovecho para agradecer a mis lectores de Estados Unidos, México, Argentina, Chile; en Chile me leen mucho, Panamá, Perú, mil gracias hermanos. Los abrazo y pido a Dios todos los días que me los cuide y me los proteja y me los bendiga. Desde Colombia me escribe al privado, Jorge Alfredo Castellanos, y me dice: “Hola! ¿Te lo dijo un pajarito? Soy colombiano y te digo, tenemos venezolanos que trabajan legalmente en nuestro país. No somos indiferentes a la desgracia que están afrontando. El pueblo colombiano ha sido solidario en la medida que se puede se apoya”. Gracias Jorge Alfredo, gracias por tus palabras. Es cierto que no todo es malo para los venezolanos en Colombia. Las historias buenas deben siempre prevalecer sobre las malas y más con Colombia con quien no somos vecinos sino la misma sangre pues luego del éxodo colombiano hacia Venezuela hoy son millones los venezolanos hijos de colombianos y millones más los venezolanos esposos o esposas de colombianos: Colombia y Venezuela somos familia, una sola y una misma familia. Sin embargo, no podemos voltear la vista; los venezolanos estamos huyendo del horror que vivimos en esta tierra, soportando lo indecible, escapando con desespero y en ese escapar salimos desposeídos, totalmente desposeídos. Y aunque es cierto que es prácticamente imposible diferenciar del venezolano bueno del venezolano malo pues hoy todos o la gran mayoría estamos igualmente empobrecidos, no puede sino partir el alma en lo más hondo saber que nuestros hermanos y sus hijos mueren en las carreteras de Colombia porque esa es gente que nunca va a poder avisar a su casa, a sus familias que jamás llegaron a sus destinos. Yo estoy segura que el infante de dos años que murió por hipotermia con su mamá en el paso del Páramo de Berlín, debe tener una tía, una abuela, una madrina o alguien que sencillamente se debe estar preguntando por qué aún no saben nada de ellas. ¿Cuántos más habrán muerto y han sido enterrados por allí sin que ni la prensa lo sepa? Sigo creyendo que en medio de toda esa mano amiga y generosa que se está dando en este momento a los venezolanos que salen del país por Colombia y para Colombia, se puede hacer más, un poco más para que no muera ningún otro caminante venezolano.

Se agudiza la cosa… En Maracaibo estamos sin electricidad, sin agua, sin efectivo, sin carne, pollo y otros cortes en los establecimientos. Asombra la capacidad y sobre todo la voluntad que tiene la gente para no dejarse llevar por el tren de las calamidades. Con una fuerza única comienza a levantarse una generación que es capaz no sólo de soportar sino de solucionar lo imposible en medio de los imposibles. Esta es la gente a la que le temo, a la que demuestra que es capaz de todo y sigue adelante.

El tuit… Lo escribe Francisco Acosta F en la cuenta @franacfray explica por qué este régimen ha estado durante 18 años siendo gobierno y por qué estamos como estamos en este país que jamás mereció llegar a donde ha llegado. Aquí no hay santos ni tampoco hay inocentes; lo que hay es convenientes: “Debes tener claro: El Chavismo no ha permanecido en el poder durante 18 años por regalar bolsas de comida al pueblo, no, ha permanecido en el poder corrompiendo a las elites políticas, militares y financieras hasta el tuétano”.

Lo cierto es… que aquí en este país ningún culpable quiere pagar sus culpas. Todos quieren inmunidad e impunidad para sus actos.

Importante… La ONU, en la vocería de Michelle Bachelet, acepta que en Venezuela hay muertes por desnutrición. Eso es un gran paso. Sigamos atentos a los movimientos internacionales.

Desde Alemania… Me cuenta que sacaron a la familia de un gran rojo rojito. La verdad es que no tengo ni idea de quien sea, pero si esto es cierto, hay que estar atentos.

A los profesores universitarios… A los que quedan, a los que sobreviven con decencia y decoro, a los que su inteligencia y su sabiduría los mantienen con la frente en alto aún, a esos dignos maestros que se niegan a dejar las aulas y se resisten a abandonar a sus muchachos y dar la espalda a las universidades, a esas luces del camino les comento que en la Central de Caracas, específicamente en la FTUV ya tienen las tablas salariales, las nuevas y no se atreven a divulgarlas. Se dice que el profesor titular, con su respectivo postgrado y a dedicación exclusiva, es decir, el profesor carga completa, sólo ganará el equivalente a 90 dólares a tasa oficial, es decir, a lo que marque el Dicom. De allí pa’bajo el mínimo será 1.2 salarios, lo que sería el sueldo de un obrero raso, es decir, un obrero nivel 1. ¡Tremendo gancho al hígado! Mi abrazo a los profesores universitarios y mi admiración porque hay que tener mucho estómago para lo que les viene.

Preocupación… ¿Cómo vamos a iniciar el año escolar en los próximos días? Esto es una gran preocupación para los directores de escuelas públicas y privadas que ante la situación país no sólo han perdido su planta profesoral sino que la queda, no la pueden pagar. Acertada fue la impresión que dio el ex Gobernador Pablo Pérez durante su participación en el programa de mi amigo y colega Rafael Galicia. En “A 8 columnas”, transmitido por la señal de Telecolor, Pérez hizo un dibujo claro: los chamos no están durmiendo bien de noche por los apagones y los maestros y profesores igual. No hay efectivo para los pasajes y yo agrego que tampoco para las meriendas. Sin electricidad las escuelas se volverán hornos humanos. Hoy es imposible comprar un cuaderno, un morral, unos zapatos. El Gobernador del Zulia es Omar Prieto y aunque a unos nos guste y a otros no nos guste, él como la autoridad ejecutiva del estado debe dar una respuesta, sin excusas. Hacía rato que no veía yo tanta claridad en Pérez. Estoy segura que ha aprendido de sus errores.

Triste… la producción gaitera zuliana muere. Los gaiteros se han tenido que ir del país a trabajar y a grabar porque aquí no tienen ni apoyo ni recursos para seguir haciendo cultura musical.

Se mueren… los enfermos renales están en alto riesgo. Están muriendo por las fallas eléctricas y la suspensión del servicio eléctrico. No se pueden dializar. Después de brincar y saltar para encontrar los medicamentos para un tratamiento, pacientes y familiares se encuentran con que no pueden realizarse la terapia porque aquí le están quitando la electricidad a todos los bolsas, sí a los bolsas, porque la electricidad no se la quitan ni a los militares ni a los políticos rojos. La vida de los pacientes renales sólo es valiosa para sus familiares. Mi solidaridad total con estos pacientes que en vez de estar recibiendo el mejor de los tratos deben, en medio de su convalecencia, sacar fuerzas de donde no las tienen para reclamar en protestas callejeras que los están matando.

El negocio… La semana pasada salí gracias al apoyo de unos amigos que me dieron una colita para el norte de Maracaibo. Noté en mi periplo que desde el sur hasta el norte, grandes camiones de basura estaban haciendo lo propio, estaban limpiando y recogiendo la basura. Llamé a un amigo, a un colega muy experto en temas municipales y que sigue muy de cerca la gestión de Casanova, pues la constante desde que este señor es nuestro Alcalde, es que la ciudad esté sucia. Primero, recién electo, Casanova se dio a la tarea de ir a los comercios y pedir dinero para recoger la basura y pedir a los comerciantes que fueran más ordenados al momento de recolectar la misma. Luego sacó por decreto un impuesto especial para tener dinero en el Ayuntamiento; de allí sacaría para recoger la basura. Ahora, me explica mi colega, la Alcaldía invirtió dos millones de dólares en la constitución y puesta en marcha de una empresa de reciclaje, RECIMARA, se llama. La misma, una idea vieja del diputado Henry Ramírez, ex candidato a la Alcaldía del Maracaibo por el PSUV por cierto, está clasificando y compactando toda la basura que están recogiendo en nuestra urbe y la están vendiendo al exterior en dólares. ¡La basura es tremendo negocio! Como reza el adagio popular: “el amor y el interés se fueron al parque un día y más pudo el interés que el amor que te tenía”. Sólo así es que esta gestión comenzó a limpiar Maracaibo.

Otro tuit… lo escribe Francisco en la cuenta @Proctologo el pasado martes de esta semana: “No soy hablador de estupideces, les dije que chavez se moría y se murió. Les digo que la invasión va; y le aconsejo a las FANB que se depile el trasero”.

Bueno amigos, nos leemos la semana que viene.

 

Yrmana Almarza|@Yrmana