Guayana: Trabajadores de la CVG-Venalum se encuentran en paro de brazos caídos

 

Los trabajadores por turnos de la empresa CVG-Venalum amanecieron de brazos caídos, como ellos mismos le llaman a una acción pasiva que si bien no es un paro declarado ni coordinado por una organización en particular, constituye una respuesta voluntaria y espontánea del colectivo laboral “en protesta contra la imposición de una Tabla Salarial hambreadora y esclavizadora, por parte del Ejecutivo Nacional”, al tiempo que señalan al Presidente Nicolás Maduro, de “no querer reconocer la progresividad del beneficio laboral, ni la exposición de riesgo, a que se someten los trabajadores, para sacar la producción”.

Nota de prensa

Como consecuencia de la acción voluntaria de sus trabajadores, a media mañana de ayer ya la planta productora de aluminio se hallaba completamente paralizada, mientras la dirigencia sindical, seriamente cuestionada por sus representados ante el papel jugado con motivo de la promulgación de las nuevas providencias administrativas y laborables hacia esfuerzos, junto al personal ejecutivo en todas áreas de producción, para convencer al personal de la necesidad de reanudar las faenas y preservar las instalaciones, en tanto que otros en Caracas procuraban “un mejor tabulador”.

Consultado el trabajador José Villasana, del Comité de Higiene y Seguridad Industrial de Venalum, manifestó que efectivamente los trabajadores estaban de brazos caídos como una medida y acción voluntaria.

Explicó que “por derecho de nuestra convención colectiva, CVG Venalum debió pagar el 40% de nuestros sueldo y por decreto el 25% de la diferencia del aumento salarial de acuerdo a la tabla salarial, pues no hizo ni lo uno ni lo otro y canceló menos del 25% que había cancelado la semana pasada y para completar la empresa emite un comunicado donde informa que se canceló demás al personal y el 30 de septiembre descontará la diferencia supuestamente pagada demás”.

“Por eso trabajadores, de manera espontánea, amanecieron de brazos caídos en todas las áreas de la planta”, añadió.

El reclamo

Los trabajadores le reclaman a la empresa, a la CVG y al gobierno nacional, el aplicar una tabla salarial a través de la cual se obvian viejas conquistas salariales consideradas como históricas, constitucionales y producto de las convenciones colectivas, se atenta contra la progresividad de derechos y beneficios contemplados en la Convención Colectiva, el Tabulador vigente y aprobado entre patrono y trabajadores, así como los tratados internacionales de la OIT en cuanto a la progresividad de tales derechos, que a su vez tienen tango constitucional, según explicó Villasana.

“En pocas palabras todo el mundo ganará igual, tanto los activos como los jubilados, con el apoyo de los sindicaleros patronales que son los títeres del patrono gobierno para intentar someter a los trabajadores”, añadió Villasana.

“Pero no lo vamos a permitir y en vista de eso los trabajadores que laboran por turnos decidieron empezar con brazos caídos a partir de anoche en vísperas de las medidas anti-trabajador de este régimen en complicidad con los incondicionales sindicaleros que tienen en cada empresa”.

Aseguró que “está medida de protesta que empezaron los trabajadores es voluntaria y en defensa de las convenciones colectivas y el tabulador que se han conseguido con peleas en el pasado, que hasta ocasionaron muertes de trabajadores para que venga este gobierno con sus acólitos a querer quitarnos dichas reivindicaciones”.

Asimismo cuestionó que la gerente de personal de la empresa, de quien dijo también es miembro del sindicato, “ahora se haya dedicado a perseguir y amenazar con despido a sus hermanos de clase, tan solo por reclamar sus derechos y el respeto a conquistas salariales históricas y constitucionales, porque se está atentando contra la progresividad de esos beneficios…”

Dramático testimonio

En un dramático testimonio del porqué participó en la protesta de brazos caídos, el trabajador Oscar Hernández, Operador de Maquinas y Herramientas, con 19 años de servicios dentro de CVG-Venalum, divulgó el siguiente mensaje a través de las redes sociales:

“Me declaro en protesta laboral de brazos caídos hasta tanto no saber cuál es mi salario real, ya que la incertidumbre de no saber qué cobré ni cuánto cobraré, afecta mi estabilidad emocional, el no saber como presupuestarme para llevar el sustento a mi hogar. no me permite cumplir cabalmente con mis funciones asignadas, generando esto una condición insegura en mi ambiente laboral”.

Por otra parte se conoció que los representantes del sindicato se hallaban en Caracas “bregando la posibilidad de un nuevo tabulador” y de que se garantice el pago de beneficios socioeconómicos contractuales a los trabajadores*.
Representantes del M27 afirmaron que había supervisores comprometidos con la acción de brazos caídos y estimulando a los trabajadores para que paralizaran sus labores, pero la versión fue negada por los trabajadores, y ellos mismos cuando reconocieron que paro fue total.

Los trabajadores adquirieron el compromiso de mantener las condiciones mínimas de la empresa pero también vigilantes del curso de los acontecimientos, para hacer valer sus derechos