Los ñángaras al descubierto, Por José Amalio Graterol Jatar @paraguanamalio

José Amalio Graterol Jatar @paraguanamalio

Los operativos policiales entran a los barrios populares con licencia para matar. Después de ejecutado el operativo, una nota de prensa destaca que fueron abatidos un determinado número de delincuentes.. Sin piedad, sin reconocer que fueron eliminados seres humanos y sin prueba alguna de ser delincuentes, se vanaglorian, de su hazaña. Cuando  familiares de los masacrados, afirman que los muertos eran de buena conducta y fueron asesinados dentro de sus casas sin entrenamiento: ¡no pasa nada, los pobres no tienen derecho alguno!

Así son los ñangaras una cosa dicen y otra hacen, esos operativos dirigidos a los más pobres tienen el propósito de someter a la gente y hacerles entender que ellos pueden matar a quien quieran. Porque de hecho lo hacen sin que nadie se los impida. Esto unido a los colectivos que a sangre y fuego se enseñorean en los barrios humildes y aplican el bachaqueo, protegen al hampa y maltratan a los ciudadanos en general, ¡amos y señores de cosas y personas!

Mientras tanto el hampa sigue robando, matando y violando sin freno alguno, los ñangaras hacen el aguaje de combatir la delincuencia, matando gente en los barrios pobres. Y no controlan en manera alguna la delincuencia, el objetivo es generar pánico entre los habitantes de Venezuela y ellos continuar su brutal gestión haciendo lo que les da la gana y apropiándose de la riqueza nacional. Para ellos los seres humanos no cuentan sino como números de los países que expolian.

Si los pensionados  agobiados protestan para que les paguen en efectivo el señor Nicolás Maduro dice que no pagará en efectivo porque los viejitos venden el dinero  a los colombianos. Maltratados mueren en colas y por falta de asistencia médica y medicinas, pero lo importante es insultarlos para que sepan quién gobierna.

En los barrios  pobres, ni urbanizaciones   hay agua, frente a ese inmenso problema solo se les ocurre inventar  unas mesas técnicas de agua que para nada sirven sino para decir que aman a Chávez. Tampoco en un país petrolero hay gas y obtenerlo es muy difícil, hay quienes en pleno siglo 21, están cocinando con leña. Capitulo aparte merece la comida inalcanzables los precios para la población y escaza.

No hay medicinas, ni atención médica, “los mejores  del mundo”:los cubanos resultaron un fiasco y la gente se muere a mengua. No hay vacunas para los niños y discriminan con el  odioso carnet de la patria.

Transportarse en Venezuela dentro de las ciudades y pueblos es un martirio, no hay servicio salvo “las perreras” orgullo de los ñangaras.  En Caracas el Metro colapso porque la gente no tiene efectivo y no hay como cancelar el valor del pasaje puesto que el Metro, no tiene puntos de venta. Sin embargo las fotos de Chávez, Maduro y hasta del Che Guevara no faltan y la tediosa música de la revolución no deja viajar en paz a los usuarios.

La electricidad es un tormento. Seguir enumerando agravios contra la población es una tarea que no es fácil, no hay nada que funcione, pero no es por incapacidad, sino a propósito para qué la gente se ocupe solo de sus necesidades elementales.

Los venezolanos somos víctimas de una dictadura social que pretende mantenerse como la satrapía cubana a costa del sacrificio de todos los habitantes.

¿Qué esperanza tienen los pobres? Ninguna todos los venezolanos estamos hundidos hasta el cuello en el tremedal de los ñangaras, ellos muy divertidos, bien comidos, bien paseados y bailando y la gente  pasando roncha. Nuestro petróleo, oro y demás riquezas son pata los rusos, cubanos y chinos, para que los ayuden en el único propósito que tienen: permanecer en el poder a costa de lo que sea y los militares para que repriman. Los ñangaras, con su estilo farisaico de hablar de los más pobres para que cada día sean más miserables y ellos más ricos, con dinero mal habido que clama a los ojos de Dios.

La desesperación ha cundido en Venezuela. Todos sentimos como me dijo un amigo de un barrio popular de Caracas, de tanto expropiar, nos quitaron la patria para dársela a los cubanos. Hemos perdido nuestro espacio los habitantes hemos pasado a ser víctimas  del ñangarato que oprime a la nación

Lo importante es que los ñangaras  dirigidos por el G2 cubano no se percataron que Venezuela tiene 2800 kilómetros de fronteras y una historia libertaria que empezó en 1810 y liberto cinco naciones, mientras Cuba fue independizada de España por Estados Unidos en 1900 y luego en 1959 entregada a los rusos, no ha conocido vida política sino de colonia. Los venezolanos aterrorizados por la guerra física y psicológica, decidieron por millones huir de este infierno en que los ñangaras convirtieron nuestro país. Esta circunstancia ha puesto en evidencia también al gobierno cubano, opresor de su propio pueblo como ninguno en la historia de la humanidad.

El caminar huyendo de los venezolanos y el llanto de muchos ha consternado a la humanidad. Lo más grave es que ha expuesto a los ojos del mundo lo que son los castristas y los ñangaras de Venezuela. El universo se ha dado cuenta que son vulgares tiranos disfrazados de redentores sociales que desprecian profundamente al ser humano. Ha quedado  apodícticamente demostrada la crueldad tiránica de cubanos y ñangaras venezolanos que cual buitres se tragan la riqueza de los países y el llanto de los pueblos se lo llevan a los bolsillos.. No haya que hacer la internacional ñangara, ahora con la vergüenza que la diáspora venezolana les enrostra en la cara.

El golpe político más grave que ha recibido el ñangarato chavista es la diáspora venezolana. han quedado al descubierto para el mundo, son unos sátrapas sin ninguna  orientación social. Ojo! el éxodo venezolano comenzara el “vuelvan caras” y no hay quien lo pare, viene a cobrar agravios y a imponer justicia., junto a la sufrida población que no ha escapado.El miedo pasara y los que perderán su poder son los  castristas y chavistas, serán muy mal vistos por siempre.