Vicente Brito: Las medidas aplicadas no resuelven la crisis social

Vicente Brito | Foto: Archivo

 

Los indicadores nos indican que las medidas aplicadas no resultan en evidentes mejoras para los venezolanos.

A pesar de los aumentos decretados en bonos, salarios, pensiones y demás ayudas monetarias. Lo que se traduce es en mayores limitaciones para adquirir lo necesario para cubrir las necesidades mínimas del consumo familiar.

Por: Vicente Brito, presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución

Analizaremos dos de ellas:

1. Recursos utilizados para cubrir los aportes realizados a los beneficiarios de salarios y asistencia social.

En su totalidad es sostenido por el aporte financiero otorgado por el Banco Central, pudiendo observarse en el crecimiento de la masa monetaria (dinero circulante), se estima desde que se comenzaron a entregar los aumentos decretados se han utilizado unos 15.000 millones de Bs soberanos provenientes del soporte monetario por parte del BCV a la fecha.

Como resultado hemos tenido durante estos 25 días el mayor crecimiento de la inflación de los últimos 100 anos. La cual luce indetenible, con sus consecuencias en que los aumentos otorgados se han diluido al reducirse drásticamente el poder adquisitivo de las familias, así lo indica el crecimiento del costo de la canasta básica familiar en las últimas tres semanas la cual alcanza los 10 salarios mínimos.

2. Control de precios.

Una decisión antagónica al interés de los consumidores, al observarse como los comercios y empresas quedó sin mercancías como resultado de los operativos de ventas de sus existencias. Las consecuencias de precios regulados por debajo de su costo, solo propicia la quiebra y cierre de empresas los resultados están a la vista en la paralización de miles de ellas.

Hoy los pocos productos que se consiguen es en el mercado informal de hasta 5 veces su precio regulado.
Lo preocupante es que las empresas públicas que producen y comercializan alimentos, que podían abastecer con sus productos buena parte del consumo nacional y que tienen una capacidad instalada para cubrir el 70% de la demanda nacional de alimentos producen muy poco a pesar de recibir miles de millones de soberanos de asistencia financiera otorgadas con recursos del Banco Central. Las mismas no están sometidas a las revisiones y controles que se les aplica a las privadas.

Los análisis nos indican que la crisis social se va a mantener si no se toman las medidas, que permitan la recuperación de la producción nacional y no se siga sosteniendo el creciente déficit fiscal con dinero inorgánico vía Banco Central. Todas las evaluaciones realizadas por especialistas en el tema así lo indican.

Lamentablemente lo que observamos es que seguirán decretando más y más aumentos con mayores recursos vía Banco Central. Sosteniendo la tesis del Espejito Mágico.