Los escombros de Maduro: Semanal español expone la crisis sanitaria en Venezuela (Fotos)

Pasillo en el Hospital Universitario Luis Razetti. Antes era un centro modélico. Hoy los enfermos esperan a ser atendidos incluso en el suelo, a falta de camillas. Apesta a orina y vómitos. Foto: Meredith Kohut

 

En Venezuela, los niños se mueren en urgencias, los médicos operan sin anestesia, los enfermos no reciben antibióticos… y el Gobierno insiste en negar la miseria. Los hospitales son la cara más terrible de la situación del país. Una visita al horror.

Por Jens Glüsing / XL Semanal

El pequeño Joniel Briceño es demasiado chiquitín para vivir. Tiene ocho meses y solo pesa cinco kilos, poco más que un recién nacido. Su madre lo ha traído desde la aldea donde viven, dos horas a pie hasta la parada del autobús con él en brazos, luego otras tantas de carretera. Ahora Joniel ocupa la cama número dos, debajo de un pato Donald que alguien ha pegado en la pared.

En urgencias, a los pacientes se los trata sin anestesia ni analgésicos. No hay. Para superar el dolor, muerden un trozo de tela y cartón. Y, en medio de todas las carencias, reconocen. «Lo que los médicos hacen aquí roza la magia». Foto: Meredith Kohut

 

Joniel no es el único bebé demacrado y con el vientre abultado que hay en el departamento de pediatría del Hospital Universitario Luis Razzeti de Barcelona, una ciudad a unos 300 kilómetros al este de Caracas. Los médicos y enfermeros llaman ‘África’ a este departamento. En ningún lugar se hace tan visible la desesperada situación del país como en sus hospitales.

Lea este especial completo en: XL Semanal