Muere niño de dos años al tragarse una pila del juguete Spinner

 

 

Fue el juguete estrella del año pasado, pero mató a un niño de dos años en Francia. El pequeño Loëvann murió este domingo tras haber sido hospitalizado durante semanas en Lille por haber tragado la pila de litio del juguete, informó el diario La Voix du Nord.

El dramático caso comenzó a fines de agosto, cuando los padres de Loëvann estaban de visita en la casa de unos amigos. El niño estaba jugando con otros   más grandes y nadie se dio cuenta de que había tragado la batería de un spinner, probablemente al llevarse el juguete a la boca.

En un primer momento el pequeño se quejó de un dolor de muelas. Unos tres días después, comenzó a tener problemas para respirar. Sus padres lo llevaron a emergencia y una radiografía reveló que tenía la pila atascada en el esófago. Mientras tanto, la amiga de los padres encontró un spinner roto en su casa.

Los médicos lograron sacar la batería, pero ya había causado grandes daños en el cuerpo del nene. “Este maldito litio siguió devorando todo a su paso” y terminó perforandole el esófago, contó el padre del nene, Florian Gougeon, al canal público France 3.

 

 

 

 

Mientras se estaba recuperando, el pequeño sufrió una hemorragia interna y falleció. “Loëvann luchó hasta el final. Este es mi superhéroe”, aseguró su padre. “Pensábamos que los Spinners eran solo un juguete divertido, pero no, aún sin batería son peligrosos y un niño puede tragarse una parte y ahogarse”, señaló Gougeon.