Le implantaron un pene biónico y cayó en coma después de tener sexo

Facebook / Andrew Wardle

 

El británico Andrew Wardle de 45 años, pasó cinco días en coma luego de haber tenido sexo con su pene biónico, y es que, Wardle nació sin pene y por esto le fue implantado uno biónico.

Según lo publicado por Actualidad RT, el hombre se sometió a una operación intensiva en el Hospital Universitario de Londres, que costó más de 65.000 de dólares y duró 10 horas, para que le fuera implantado un pene biónico, que después describió como “ridículamente grande”.

Según los médicos, la operación fue todo un éxito y seis semanas después Wardle pudo perder su virginidad con su novia Fedra. No obstante, después empezó a tener fiebre y vomitar, pero ni él ni su pareja se alarmaron, pensando que tenía un neurovirus.

Luego de esto, Fedra lo encontró en el suelo donde lo traslado inmediatamente al hospital donde permaneció inconsciente por cinco días.

Para seguir leyendo esta nota, pulse aquí.