Un niño cayó de un décimo piso y un vecino logró salvarlo

El bloque de edificios donde vive el menor

 

Un ciudadano de Astaná (Kazajistán) salvó la vida de un niño que cayó desde la ventana del décimo piso de un edificio de viviendas, según informan medios locales, publica abc.es.

 

 

 

El niño, de siete años, se había quedado solo en casa. Cuando decidió salir, descubrió que la puerta estaba cerrada. Rompió entonces la malla de la ventana, cayó y quedó colgado de la repisa.

Un vecino del piso de abajo escuchó gritos provenientes del exterior, se asomó a su ventana y vio al niño colgando. El pequeño cayó y él pudo agarrarlo en plena caída y meterlo dentro del apartamento.

«Salí al balcón, escuché gritos en la calle. Abrí la ventana y miré hacia afuera, (…) vi que había un niño colgando allí. Se cayó; ya estaba cayendo y lo atrapé».