Una asesora de Trump asegura que es una víctima de abusos sexuales

La consejera de la Casa Blanca Kellyanne Conway asiste a una recepción de la Casa Blanca para los ganadores de la Medalla de Honor del Congreso en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, EE.UU., 12 de septiembre de 2018. REUTERS / Carlos Barria

 

Kellyanne Conway, asesora del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que ella es víctima de abusos sexuales.

EFE

“Siento mucha empatía por las víctimas de asalto sexual, de acoso sexual y de violaciones. Soy una víctima de asalto sexual”, aseguró Conway con la voz entrecortada durante una entrevista con la cadena CNN este domingo.

Las declaraciones de Conway se produjeron cuando fue preguntada sobre el caso del nominado al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, quien ha sido acusado públicamente de abusos sexuales por tres mujeres.

“No espero que Brett Kavanaugh (…) o nadie asuma responsabilidades por eso (por su asalto), cada uno tiene que ser responsable de su propio comportamiento”, comentó la asesora, quien defendió al juez y alabó la gestión de la Casa Blanca y de los senadores republicanos al respecto.

En ese momento, en la televisión conservadora Fox News, la portavoz presidencial, Sarah Sanders, también se refirió a la investigación del FBI que se encuentra en curso en torno a las alegaciones contra Kavanaugh.

“Esto no puede convertirse en una expedición de pesca como les gustaría a los demócratas”, aseguró Sanders, quien calificó la actitud de la oposición ante estas acusaciones como “vergonzosa”.

Sobre las propias pesquisas, la portavoz rechazó que la Presidencia esté dirigiendo o coartando estas averiguaciones: “La Casa Blanca no está ‘micromanaging’ (gestionando cada detalle) este proceso (la investigación)”.

Trump ordenó el pasado viernes al FBI que investigaran las alegaciones contra Kavanaugh después de que se incrementara la presión al respecto, a pesar de que días atrás hubiera rechazado dar este paso.

Las pesquisas, que deberán ser completadas en una semana, están enfocadas a las “alegaciones creíbles” de supuestos abusos cometidos por el nominado.

Según medios locales, el FBI ya ha contactado con la segunda acusadora en salir a la luz, Deborah Ramírez, y se prevé que el buró ya haya abordado el primer caso en conocerse, el de Christine Blasey Ford, quien este jueves acudió al Senado para dar su versión de los hechos en una audiencia pública.

Kavanaugh debe ser confirmado por el Senado, donde los republicanos gozan de una mayoría leve, con tan solo 51 de cien escaños, y necesitan que al menos la mitad de la cámara apoye al candidato.