Rafael Ramírez y Nelson Merentes involucrados en cobro de sobornos de Chávez y Kirchner

Ramírez era el hombre fuerte de Chávez en el tema petrolero y remató la trama de los bonos del Sur / Foto: PDVSA
Ramírez era el hombre fuerte de Chávez en el tema petrolero y remató la trama de los bonos del Sur / Foto: PDVSA

 

El expresidente argentino Néstor Kirchner quería los 25 millones de dólares que le correspondían de la operación de los bonos del Sur que diseñó con el chavismo. Quería ese dinero en metálico, y eso no lo podía garantizar el exministro de Finanzas de Venezuela Nelson Merentes. Por eso recurrió al exZar de PDVSA, Rafael Ramírez, quien remató la operación, publica Al Navío.

Por Daniel Gómez (ALN)

Rafael Ramírez y Nelson Merentes involucrados en cobro de sobornos de Chávez y Kirchner

Las versiones chocan. Mientras el entorno de Nelson Merentes, exministro de Finanzas de Venezuela, le asegura al diario KonZapata que no participó en el entramado de corrupción del chavismo y el kirchnerismo, Claudio Uberti, antes jefe del Órgano de Control de Concesiones Viales de Argentina y hoy imputado por el escándalo de ‘los cuadernos de las coimas’, asegura que Merentes participó en casi todo. Así lo reveló el periódico argentino Clarín, que tuvo acceso a la declaración judicial de Uberti. Y es que tras este testimonio se suman dos nuevos nombres a la historia: Rafael Ramírez, expresidente de Petróleos de Venezuela, el exZar de PDVSA. Y el titular de la filial en Argentina, Diego Uzcátegui.

Estos cuatro son los funcionarios que ayudaron a los fallecidos presidentes de Argentina y Venezuela, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, a ganar mucha plata con la operación de los bonos del Sur.

Uberti era el hombre de confianza del kirchnerismo. El enlace con el chavismo. Saltaba de Buenos Aires a Caracas como si de un embajador se tratara. Allá su contacto era Merentes, quien antes de ser ministro presidió el Banco Central de Venezuela. Y fue quien diseñó la operación de los bonos del Sur. Pero él no la remató pues se declaró incapaz. El que sí pudo con todo fue Ramírez con el apoyo de su hombre en Argentina, Uzcátegui.

Siga leyendo en  Al Navío.