Cancillería califica de “risible” reacción de Colombia tras acusaciones de Maduro (Comunicado)

Foto: Noticiero Digital

 

El gobierno bolivariano a expresó su enérgico rechazo al comunicado de prensa publicado por el Gobierno de Colombia en contra del presidente de la República, Nicolás Maduro.

La misiva, difundida por la Cancillería venezolana, destaca que este asedio por parte del presidente colombiano, Iván Duque, comenzó antes de que fuera impuesto en tal cargo, con el uso de un lenguaje inadecuado contra el Jefe de Estado venezolano.

“Resulta risible que la presidencia de Colombia se sienta ofendida, cuando es público y notorio que han colocado la institucionalidad colombiana al servicio de intereses inconfesables contra el Gobierno de Venezuela, apoyando toda suerte de acciones y conspiraciones”, reza parte del comunicado, publicado por el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, en la red social Twitter.

A continuación el comunicado íntegro:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza enfáticamente el comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Colombia, de fecha 05 de octubre de 2018, mediante el cual se acusa al Presidente Nicolás Maduro de agredir a Colombia y sus autoridades.

Sobre el particular, es preciso recordar que incluso antes del inicio de la campaña electoral, el actual Presidente de Colombia ha usado sistemáticamente un lenguaje hostil, soez, beligerante y retador para con el Presidente Nicolás Maduro, a través de ofensas e improperios contra la majestad presidencial venezolana y contra la voluntad popular del Pueblo venezolano.

Resulta risible que la presidencia de Colombia se sienta ofendida, cuando es público y notorio que el Señor Duque ha colocado la institucionalidad colombiana al servicio de intereses oscuros e inconfesables contra el Gobierno de Venezuela, avalando y apoyando toda suerte de acciones y conspiraciones, incluyendo la protección de los autores intelectuales y materiales del probado magnicidio frustrado contra el Presidente Nicolás Maduro, asentados en Colombia.

Como es su costumbre de los recientes gobiernos de Colombia, expertos en el montaje de falsos positivos, una vez más pretende diluir y evadir sus responsabilidades internacionales señalando a Venezuela como agresor, cuando la realidad demuestra que ha sido el Pueblo venezolano la primera víctima del desborde de la violencia y vicios generados por el conflicto interno colombiano, así como de la expansión descontrolada de la industria de la droga colombiana, como también ha sido Venezuela sujeto de arteros ataques contra su moneda y su economía, a partir de decisiones tomadas consciente e intencionalmente por las autoridades del vecino país.

Son mucho más que referencias a través de la diplomacia de los micrófonos lo que recibe Venezuela, se trata peligrosas acciones que, bajo el amparo del gobierno estadounidense, vienen desarrollando las instituciones colombianas contra la estabilidad de Venezuela y contra la paz regional.

Como es su deber con la historia y consecuente con la Diplomacia Bolivariana de paz, el Gobierno Bolivariano de Venezuela exhorta nuevamente al gobierno de Colombia al ejercicio de una diplomacia de altura, franca, directa, sin intermediarios ni tutelajes, para discutir temas bilaterales de alto interés estratégico para la convivencia pacífica, llamado que hasta la fecha arroja como saldo la tajante e insólita negativa del gobierno colombiano para establecer un mínimo canal de comunicación entre ambos Estados.