Venezuela no es un país altamente corrupto, según el contralor Manuel Galindo

El contralor general, Manuel Galindo, aseguró que la corrupción sigue galopante y que se necesitan rescatar los principios éticos y morales más que ejercer acciones legales. Foto: 7 de agosto de 2017, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

 

El Contralor General de la República, Manuel Galindo Ballesteros, hizo referencia a los casos de corrupción en los organismos públicos en el programa del periodista José Vicente Rangel “José Vicente Hoy” por Televen.

LaPatilla.Com

Admitió que “la corrupción, ha existido y siempre existirá” y que es un fenómeno que “sigue galopante, necesitamos la colaboración de quienes manejan fondos públicos”. Resaltó que más que normativas estrictas en materia legal hay que “prevenir la corrupción, crear conciencia” del apego a la ética y a la moral.

Galindo Ballesteros comentó que la corrupción “va contra la buena gobernanza” y con los fines del Estado que van dirigidos al bien de la ciudadanía. “Venezuela no es un país altamente corrupto, ni es un país que se pueda ver desde el exterior forajido en ese sentido”  así lo afirmó mientras exhortó a los funcionarios públicos a combatir el problema ejerciendo sus labores desde los principios éticos y valores morales.

Aludió que el tema no solamente compete a funcionarios públicos sino a toda la ciudadanía. Mencionó a los consejos comunales y su presunta inexperiencia para manejar los fondos que les brinda el Estado. “Se les entregan los recursos públicos pero no se orientan sobre cómo utilizarlos”, comentó el Contralor asegurando que más que sancionar hay que educar en materia de prevención de la corrupción. “Cuando llegas al final del procedimiento no tienen como sancionar porque ellos no tienen la culpa” de su desconocimiento.

“Está de moda el tráfico de cajas CLAP” declaró el Contralor y agregó “hay mucha desviación de recursos en ese sentido por falta de orientación”.

Aseguró que existen momentos en los que se le impide a los funcionarios de la Contraloría el ejercicio de sus funciones. “No atender el llamado correcto que haga el órgano contralor forma parte de la corrupción”. “Se pone muchos obstáculos al control, no se les permite la entrada a los auditores de la Contraloría”, advirtió.

El Contralor cifró que hasta el mes de julio se han presentado unos 1600 casos de corrupción, algunos de ellos involucran a funcionarios de alto rango, y al menos 300 de ellos ya están en manos del Ministerio Público.

Habló sobre los cambios que ha tenido la legislación de la entidad: “Con la reforma de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República en el año 2010 se suprimió el control previo y este es indispensable para ejercer el control fiscal en los tres niveles de gobierno: nacional, estatal y municipal”. Afirmó que la Contraloría se prepara para constituir las redes de talleres y foros para la prevención de la corrupción y la formación de milicianos que sean multiplicadores de información de los casos de este tipo para el organismo.