El polémico “suicidio” que le recuerda al mundo la crueldad del régimen de Maduro

 

Daniel Gómez (ALN).- El concejal opositor Fernando Albán murió este lunes tras caer desde un décimo piso de una cárcel del Sebin. La versión oficial del Gobierno habla de un suicidio, mientras que el resto del mundo lo pone en duda. Los opositores venezolanos lo califican de “asesinato”, un senador de EEUU tilda el hecho de “perturbador” y la Unión Europea exige una investigación “rigurosa”.

Por Daniel Gómez / AlNavío 

“Aquí lo único que hubo fue un asesinato”, dice a ALnavío Ángel Medina, diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela por Primero Justicia y compañero de partido de Fernando Albán, quien murió este lunes después de caer desde un décimo piso de una cárcel política.

La sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), situada en Plaza Venezuela, en Caracas,es una de las prisiones más seguras de Venezuela. Que un recluso vaya al baño solo, sin que un guarda lo acompañe, o el simple hecho de ir al baño, es una suerte de la que pocos disfrutan. Pero Albán, concejal del Área Metropolitana de Caracas del partido Primero Justicia, acusado de terrorista, de enemigo de la revolución, lo consiguió contra todo pronóstico.

Albán fue al baño del Sebin, vio una ventana y saltó por ella. Era un décimo piso, por lo que murió al impactar contra el suelo. Se suicidó, eso sostuvo Tarek William Saab, fiscal general de Venezuela, en una rueda de prensa en la que anunció que seguiría investigando el caso con dos fiscales del Ministerio Público. Nadie le cree.

Continuar leyendo en AlNavío